Inicio > Noticias > Internacional > Expresidente chileno Lagos llama a la unidad latinoamericana en pospandemia

Expresidente chileno Lagos llama a la unidad latinoamericana en pospandemia

Buenos Aires, 9 sep (EFE).- El expresidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006) instó este miércoles a las naciones latinoamericanas a buscar en la pospandemia “una convergencia” que le dé voz a la región en un mundo globalizado y para defender sus intereses.

“El desafío de América Latina es si en la pospandemia podemos avanzar en una convergencia en donde todos podamos tener un ámbito donde discutir y conversar entre nosotros y analizar qué es lo más conveniente desde el punto de vista de lo que tenemos hacia delante”, declaró Lagos en una conferencia virtual organizada por el periódico argentino “Clarín” en su 75 aniversario.

El político chileno advirtió que la región ha “retrocedido” y que las diversas entidades que nuclean a diferentes países se han “quedado en siglas” y no lograron en los últimos tiempos impulsar la unión latinoamericana.

“Estamos lejos de tener una entidad para que podamos ser escuchados a nivel mundial”, subrayó Lagos durante la videoconferencia organizada por el diario argentino.

Lagos señaló que “lo que viene hacia delante son países continente, ahí están en competencia en todos los niveles China y Estados Unidos” y que próximamente se sumará India a esa carrera, en un planeta “sin gobernanza global y con instituciones deshilachadas”.

Y ante ese escenario, planteó: “¿Dónde están nuestros aliados? La Unión Europea esperemos que siga siendo una Unión Europea UE fuerte y poderosa sino tampoco va a existir, entonces nosotros necesitamos tener una forma de expresión hacia adelante para, como latinoamericanos, defender nuestros intereses”.

“Necesitamos tener una cierta unidad para ser escuchados en este mundo que va a ser cada vez global”, urgió el político socialista.

Lagos advirtió que “las instituciones globales para poder intentar dar gobernabilidad a esta globalización están prácticamente en retirada”.

“Un país del tamaño de Estados Unidos está ausente. Estados Unidos y China jugaban un rol en el Grupo de los 20, ahora no hay dónde discutir, esta es una decisión insólita del presidente de Estados Unidos, preocupado por su reelección”, sostuvo.

LLAMADO A FORTALECER LA OMS

Lagos instó, por otra parte, a realizar “un esfuerzo colectivo” para fortalecer la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de contar con “un conjunto de arsenales para la próxima pandemia que puedan ser administrados globalmente por esta entidad” y que evite la carrera “poco elegante” entre los países por un respirador ante el avance del coronavirus y reducir los costos de los insumos.

El dirigente chileno recomendó además que cada año se celebre una cumbre sanitaria mundial para “hacer un seguimiento de la COVID-19 y de las nuevas epidemias que puedan venir”, en la que “todos los países puedan plantear su punto de vista”.

“Necesitamos tener una cooperación entre todos porque todos somos sujetos a quedar infectados por la pandemia”, alertó.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA QUE NO AGRAVE EL CAMBIO CLIMÁTICO

Lagos planteó su preocupación por el impacto de la pandemia de COVID-19 en la economía mundial, que habría hecho retroceder diez años a Chile, por lo que abogó por impulsar una reactivación que permita recuperar lo perdido pero respetando el medio ambiente.

En ese sentido, llamó a analizar qué tipo de inversiones demanda un futuro con menor emisión de gases de efecto invernadero.

“Los 17 objetivos del milenio (para el Desarrollo Sostenible), que en 2030 tengamos menores niveles de pobreza, menores niveles de desigualdad, sociedades más evolucionadas y más justas, pueden ser el tamiz de las inversiones que vamos a hacer y de esa forma tendremos una reactivación económica en el camino correcto”, señaló el expresidente chileno, quien fue enviado de Naciones Unidas contra el calentamiento global.

En otro orden, Lagos respaldó el reférendum en Chile para convocar a una Asamblea Constituyente “para que haya una nueva Constitución”.

“Esta sigue siendo una Constitución pétrea, muy difícil de modificar”, sostuvo el dirigente socialista, quien insistió en que “el problema más inmediato es enfrentar las consecuencias económicas de la pospandemia”.

“Hoy somos infinitamente más pobres de lo que éramos ayer”, aseveró. EFE