Inicio > Noticias > Internacional > Expresidente de Honduras Manuel Zelaya lamenta muerte de Alan García

Expresidente de Honduras Manuel Zelaya lamenta muerte de Alan García

Tegucigalpa, 17 abr (EFE).- El expresidente de Honduras Manuel Zelaya lamentó este miércoles la muerte del exgobernante peruano Alan García, quien se disparó en la cabeza con un arma de fuego cuando lo iban a detener por el caso de corrupción Odebrecht.

“Alan García discípulo de Víctor Raúl (Haya de la Torre): Después de 10 años de exilio acusado injustamente por corrupción regresó, limpió su nombre y el pueblo lo eligió su presidente”, indicó Zelaya en un mensaje en Twitter en el que agregó que “otra acusación no la resistió”.

“Nuestro abrazo solidario a la familia y al pueblo peruano”, apuntó Zelaya, quien fue presidente de Honduras del 26 de enero de 2006 al 28 de junio de 2009, cuando fue derrocado por promover reformas constitucionales desoyendo impedimentos legales.

El exgobernante hondureño llegó al poder bajo la bandera del centenario y conservador Partido Liberal, que desde 2014 es la segunda fuerza de oposición en el Parlamento.

Después del golpe de Estado, Zelaya abandonó el Partido Liberal y ahora es coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre), primera fuerza de oposición, surgido luego de su derrocamiento.

Alan García, quien gobernó Perú en dos períodos, 1985-1990 y 2006-2011, falleció mientras era operado en el Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa de Lima, a causa de las graves heridas por el disparo que se infirió cuando policías y fiscales llegaron a su casa con una orden de detención en su contra.

La orden de detención de García fue emitida a petición del fiscal José Domingo Pérez, después de que el domingo se difundiera que Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, reveló que el exsecretario presidencial Luis Nava, y su hijo José Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Alan García, de 69 años, fue ingresado en medio de gran confusión en el centro médico, al que fue trasladado por la Policía que fue a detenerlo a su casa.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, señaló que el exgobernante presentaba un disparo de arma de fuego “con orificio de entrada y salida” en el cráneo y que todos los médicos del Casimiro Ulloa participaron en la operación que intentó salvarle la vida.

Un comunicado posterior del nosocomio detalló que García murió a las 10.05 horas (15.05 GMT), tras haber recibido el diagnóstico de un traumatismo cráneo encefálico grave “por proyectil de arma de fuego y hemorragia incontrolable de base de cráneo”. EFE

%d bloggers like this: