Inicio > Noticias > Internacional > Expresidente Porfirio Lobo denuncia amenazas y le ofrecen más seguridad

Expresidente Porfirio Lobo denuncia amenazas y le ofrecen más seguridad

Tegucigalpa, 29 oct (EFE).- El expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014) denunció este martes que hace unos quince días fue amenazado de muerte, por sectores que no identificó, a lo que el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández respondió ofreciéndole más seguridad.

Lobo dijo a periodistas que habría un plan para asesinarle, de lo que ha descartado que sea una orden de las Fuerzas Armadas.

Añadió que de la amenaza que recibió hace unos quince días fue testigo un hijo suyo, y que le “dijeron que habían dado la orden” de que le “ejecutaran” por parte de lo que sería “una unidad especial que lógicamente depende del Estado”.

“Quiero aclarar (que) no son las Fuerzas Armadas”, subrayó el exmandatario, un reconocido ganadero y productor agrícola que como líder del gobernante Partido Nacional también ha sido presidente del Parlamento hondureño.

Señaló además que las amenazas son situaciones propias de la actividad política en su país, pero que “es importante que se sepa” y que “se investigue dónde estamos parados”.

El Gobierno respondió ante la denuncia de Lobo que “cuenta con todo un aparato de seguridad por parte del Estado para su protección personal”.

“No obstante a lo anterior, el Gobierno de la República, sin ningún conocimiento de las versiones que le preocupan, manifiesta la plena voluntad de hacer las modificaciones o arreglos en sus medidas de seguridad si fuesen necesarias para asegurar la tranquilidad del expresidente Lobo”, subraya un escueto comunicado de la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

Añade que “con ese único propósito se le está invitando por otro medio para que envíe a su representante a sostener una reunión con las autoridades responsables para su protección”.

Lobo no dijo si las amenazas de hace unos quince días se han repetido.

El expresidente ha venido exigiendo la salida del poder de Juan Orlando Hernández, con quien la relación se agrió luego de que la esposa de Lobo fue detenida y encarcelada el 28 de febrero de 2018, por delitos de corrupción cuando fue primera dama de Honduras.

Bonilla fue condenada en septiembre pasado a 58 años de cárcel, lo que Lobo ha calificado injusto y reiterado que su esposa es inocente de lo que se le acusó.

Además, luego de conocer el fallo contra su esposa, dijo que apelará a todas las instancias locales e internacionales si fuese necesario, para defender su inocencia, en un caso conocido como “Caja chica de la Dama”.

El expresidente Lobo, al igual que Hernández, fueron salpicados en el juicio contra el exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, quien el pasado día 18 fue declarado culpable de cuatro delitos asociados a narcotráfico en un tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

“Tony” Hernández es hermano del presidente hondureño y fue detenido en 2018 en Miami, sur de Estados Unidos. Su condena ser conocida en enero de 2020.

Lobo también tiene un hijo preso desde hace cinco años en Nueva York, por narcotráfico, y enfrenta una condena de 24 años. EFE

%d bloggers like this: