Expresidentes chilenos respaldan modificación de sistema privado de pensiones

Expresidentes chilenos respaldan modificación de sistema privado de pensionesSantiago de Chile, 10 ago (EFE).- Los expresidentes chilenos Ricardo Lagos y Eduardo Frei Ruiz-Tagle dieron hoy su respaldo a las medidas anunciadas por la presidenta Michelle Bachelet para mejorar el cuestionado sistema privado de pensiones del país.


La jefa de Estado anunció este martes en cadena nacional la creación de un pilar de ahorro colectivo solidario, que permitirá aumentar las actuales pensiones y lograr más equidad en las pensiones futuras de los actuales trabajadores que cotizan.

“No es todo lo que puede ser, pero es un paso importante y significativo”, aseveró el expresidente Ricardo Lagos (2000-2006) tras sostener una reunión con la presidenta en el Palacio de La Moneda, sede presidencial del Gobierno.

“Creo que con este paso se hace camino al andar. Quedan otros temas pendientes, pero comencemos por este y vemos cómo damos los temas próximamente”, declaró el exmandatario quien destacó la respuesta “rápida y efectiva” de la presidenta.

Por su parte, el expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) aseguró que el anuncio dado a conocer este martes por la mandataria le produce “mucha esperanza”.

“Es una propuesta integral, completa para asumir un tema de país, es decir asumir una política de Estado, además está acompañado de una reflexión nacional de un gran acuerdo”, dijo el expresidente en declaraciones a los medios.

“Creo que es muy importante en este momento cuando hay un clima permanente de desconfianza y descalificación en el país que haya un espacio para entender sobre temas de país, sobre temas que trascienden a un gobierno”, subrayó.

Frei aseguró que la modificación va a “depender mucho de la voluntad de todos”, pues se trata de un tema que “viene arrastrándose desde los años 80” y sobre el cual aún no se ha “encontrado consenso absoluto”.

Bachelet anunció este martes aumentar en cinco puntos porcentuales, hasta el 15 %, la tasa de cotización de los trabajadores, con cargo al empleador y en un plazo máximo de 10 años.

Asimismo anunció “mejores regulaciones” para la industria que administra actualmente los fondos de pensiones, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), además de la implementación de una AFP estatal.

El debate sobre el sistema privado de pensiones ha irrumpido con fuerza en Chile después de que 750.000 personas salieran a las calles de todo el país a finales de julio para exigir el término de un sistema impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Desde hace 25 años, los ciudadanos chilenos están obligados a depositar sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas por entidades privadas conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Actualmente, el 90,75 % de los jubilados de Chile recibe pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol.

Esto representa entre un tercio y un 50 % de los ingresos que recibían los pensionistas durante su vida laboral.

El sistema fue inventado por los llamados Chicago Boys, unos economistas chilenos discípulos del estadounidense Milton Friedman, que, al amparo de la dictadura, impusieron el modelo neoliberal en Chile.

La Coordinadora “No+AFP” convocó para hoy una serie de protestas frente a las sedes de las Administradoras de Fondos de Pensiones en Santiago y una gran “cacelorada” en las principales calles de la capital chilena. (1)EFE