Extitular de la Segib apuesta por “nuevas formas de organizar el trabajo”

Agencia EFE

Montevideo, 11 sep (EFE).- El extitular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) Enrique Iglesias (2005-2014) apostó por “nuevas formas de organizar el trabajo” en el marco de una conferencia sobre el futuro laboral celebrada hoy en Montevideo.

Según declaró a Efe, a pesar de que existen “versiones muy pesimistas” sobre el futuro del trabajo en “un mundo que está cambiando”, se generarán “grandes oportunidades y también grandes riesgos”.

“Se está hablando mucho que en los próximos años van a desaparecer muchos millones de puestos de trabajo pero yo creo que van a aparecer otros. En este momento debemos tomar conciencia de que el trabajo es un factor fundamental en lo social y en lo económico”, subrayó el que también fue canciller uruguayo entre 1985 y 1988.

De cara a “administrar las nuevas estructuras de trabajo” que se están generando, consideró clave el diálogo entre los diferentes sectores.

“El Estado tiene que tener su diálogo y la empresa tiene que tener su diálogo, y en conjunto tener entre los dos un intercambio de opiniones con el sector del trabajo y hacer de esa combinación del diálogo la búsqueda de soluciones”, agregó.

En la conferencia participó también la directora de la plataforma Sinergia Campus, Clarisa Lucciarini, quien profundizó sobre el rol del ser humano en el futuro “tan tecnológico que se avecina”.

“Escuchamos que la inteligencia artificial nos va a reemplazar o que los robots nos van a reemplazar y es real que cada vez tienen más penetración este tipo de tecnologías en el mercado laboral, pero no las tenemos que pensar como un reemplazo sino como una ayuda, como un aumento de nuestras capacidades”, manifestó.

En este sentido, destacó la posibilidad de establecer impuestos sobre “el trabajo que están haciendo las máquinas”, unos ingresos que podrían “financiar la garantía de supervivencia de los humanos”.

Asimismo, consideró que las mejoras tecnológicas pueden derivar también en una revolución demográfica que reduzca la densidad de las ciudades.

“Creo que justamente lo que permite la tecnología sobre todo es que no hay necesidad de amontonarnos tanto (…) Antes la concentración en las ciudades era por un tema de oportunidades y de conexión y de acceso y eso son ya cosas que nos da internet independientemente de dónde estemos”, confesó. EFE