Inicio > Noticias > Internacional > Extraditado presunto implicado en asesinato de hija de expresidente paraguayo

Extraditado presunto implicado en asesinato de hija de expresidente paraguayo

Asunción, 27 sep (EFE).- Óscar Benítez, uno de los dos procesados por el secuestro y asesinato en 2005 de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas (1998-1999), comparecerá este viernes en el Palacio de Justicia tras ser extraditado anoche por Brasil, que le había denegado el estatuto de refugiado.

Benítez, que llegó a Asunción alrededor de la medianoche y fue ingresado en una celda de la Agrupación Especializada, está acusado junto a Lorenzo González de secuestro, homicidio doloso y asociación criminal.

Esta viernes será trasladado a la sede judicial para atender a la imposición de medidas, según el comunicado de la Fiscalía.

La extradición se produce casi un año después de que fuera autorizada por la Corte Suprema de Brasil, una medida que incluía a González, el segundo de los procesados por el caso y a la espera de ser conducido a Paraguay.

Ambos están presos en Brasil desde noviembre de 2017, y en Paraguay están acusados participar en el secuestro y el asesinato de Cubas.

La acción habría estado organizada por el grupo que fue el embrión de la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), creada en 2008 y activa en el norte del país sudamericano.

Ambos son señalados como dirigentes de la organización.

Cecilia Cubas tenía 31 años cuando fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 cerca de su residencia en San Lorenzo, un municipio cercano a Asunción, por un grupo armado que interceptó a tiros su vehículo.

Su cadáver fue hallado cinco meses después en una fosa cavada en una vivienda de Ñemby (Gran Asunción) y después de que su familia pagara 300.000 dólares por su liberación.

A González Martínez también se le relaciona en Paraguay con el secuestro en 2009 del empresario Fidel Zavala, liberado tras el pago de una suma de dinero.

El EPP se sustenta a través de secuestros, entre los que figuran el del suboficial de la Policía paraguaya Edelio Morínigo, retenido desde hace cuatro años, y de quien solo se ha entregado una prueba de vida al comienzo del cautiverio. EFE