Extraditan a empresario chino que escondió 205 millones de dólares en su casa

supremo-de-ee-uu-avala-entrega-a-mexico-del-empresario-chino-zhenli-ye-gon

Martí Quintana

México, 18 oct (EFEMEX).- El empresario Zhenli Ye Gon, acusado de narcotráfico, fue extraditado hoy a México desde Estados Unidos tras casi una década de espera y con el dudoso honor de protagonizar uno de los mayores decomisos de la historia, 205 millones de dólares en efectivo, joyas, oro y otras divisas.

Escoltado por dos agentes del US Marshals Service, con una mano en el bolsillo y bajando con paso firme las escaleras del avión, Zhenli fue entregado en extradición este mismo martes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Apareció delgado, con un semblante tranquilo, camisa blanca y gafas, alejándose de la imagen prototípica del criminal que es extraditado tras años de combatir este proceso judicial, o del narcotraficante común.

Detrás de estas imágenes se esconde una historia, y un personaje, que conmocionó la sociedad mexicana hace casi una década.

El 15 de marzo de 2007 las autoridades del país descubrieron en la mansión de este empresario chino-mexicano en un exclusivo barrio de la Ciudad de México la ingente suma de 205 millones de dólares en efectivo, así como millones de pesos mexicanos, euros, oro y joyas.

Una imagen dio la vuelta al mundo -la de una habitación llena de montañas de dólares- y una frase hizo célebre al presunto narcotraficante: “Coopelas o cuello”, sobre unas supuestas amenazas que sufrió del Gobierno.

Antiguo dueño de la farmacéutica mexicana Unimed Pharm Chem, Zhenli Ye Gon acusó al entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano, de obligarlo a ocultar un dinero ilegal que presuntamente pertenecía al gobernante Partido Acción Nacional (PAN) y había servido a financiar la campaña electoral del presidente Felipe Calderón (2006-2012).

Las autoridades mexicanas lo señalaron como el cerebro de la banda dedicada a la fabricación de pseudoefedrina -un precursor químico-, y el decomiso fue considerado el cierre de la “Operación Dragón”, el mayor golpe dado en México hasta la fecha contra el tráfico de metanfetaminas en el país.

Tras el arribo del presunto criminal a tierras mexicanas, el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), Salvador Sandoval, recordó que tiene una orden de detención vigente en su contra dictada por el Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales, con residencia en el Estado de México (centro).

Contra él pesan cuatro cargos; delincuencia organizada, contra la salud (narcotráfico), posesión de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Este lunes el Tribunal Supremo de EE.UU. avaló la extradición de Zhenli Ye Gon, después de que el empresario chino-mexicano pasara casi una década en una cárcel de Richmond (Virginia), pendiente de ser extraditado.

Esta decisión llegó luego de un largo proceso diplomático y judicial que arrancó en 2008.

En septiembre de ese año -recordó Sandoval- se ubicó al fugitivo en los Estados Unidos, y el Gobierno mexicano presentó “por conductos diplomáticos la petición formal de extradición”, acorde al tratado vigente entre país.

En Estados Unidos, el farmacéutico fue acusado de elaborar e importar metanfetaminas en el país, pero un testigo se retractó y otro decidió no declarar, por lo que los cargos fueron desestimados.

“En febrero de 2011, un juez estadounidense determinó conceder la extradición de Zhenli Ye Gon a México”, agregó el subprocurador.

Pero el reclamado por la justicia mexicana interpuso varios recursos a fin de detener su extradición, e incluso llegó a pedir asilo por temor a recibir un trato injusto en México.

Se agotaron “todos los recursos posibles y se logró la extradición”, celebro hoy Sandoval.

Desde este martes, Zhenli Ye Gon estará recluido a esperas de su juicio en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez (Estado de México), de dónde se fugó en 2015 el temido narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán a través de un túnel de 1,5 kilómetros que comunicaba su celda con el exterior.

Protagonista del libro “El robo del siglo”, y de caricaturas, canciones, burlas, un sinfín de artículos de prensa y hasta una entrada en Wikipedia que dedica un capítulo a la huella que ha dejado en la cultura pop, Zhenli Ye Gon esperará su juicio en este también célebre penal. EFEMEX