Fallan 10 pozos; 40 colonias sin agua

  • Equipo no funciona por fallas eléctricas y labores de mantenimiento

Por: Andrei Maldonado

Alrededor de 10 pozos en la capital se encuentran en rehabilitación tanto por fallas en el servicio eléctrico así como por mantenimiento de la propia maquinaria, lo que ha causado intermitencias en el servicio de agua potable en cuando menos 40 colonias de la ciudad capital.

Se trata de diez pozos ubicados en distintos puntos de la ciudad cuya área de influencia varía de acuerdo a cuántos asentamientos dependen de ellos destacando pozos como el que se encuentra en la colonia José Revueltas, el cual cuando interrumpe su funcionalidad deja sin el vital elemento a otros 17 asentamientos entre ellos La Forestal, José Ángel Leal, Francisco Zarco, etc.

De acuerdo a lo que informa el propio organismo operador del servicio de agua potable en la capital se trata en su mayoría de mantenimiento periódico habitual del equipo de bombeo y energía eléctrica, por lo que se descarta que exista algún fallo grave en la operación del servicio; así mismo se informó que las reparaciones no han tardado más de un día para no afectar a la población.

Sin embargo un simple retraso de tres horas en el servicio ocasiona baja presión y demanda desmedida hasta por tres horas, ya que en el periodo de reparación la gente sigue consumiendo y vacía por completo las reservas y, una vez restablecido el pozo, la demanda se llega a duplicar y no permite que el pozo se llene completamente hasta pasadas unas 36  o 72 horas.

Esto quedó de manifiesto durante los pasados meses de marzo y abril donde se incrementaron los reportes por falta de servicio en diversas zonas de la mancha urbana debido a los fuertes vientos que interrumpían el servicio eléctrico de los pozos y que, a pesar de que se atendieron de inmediato no se pudo evitar el desabasto por unas horas e incluso durante varios días.

Las autoridades informaron que otro obstáculo que han enfrentado ha sido el incremento en el servicio de energía eléctrica que proporciona la CFE ya que de pagar 8.5 millones de pesos se pasó a deber 11 millones el pasado bimestre, lo que ocasionó un retraso de tres semanas para pagar, advirtiendo que subió el costo del recibo, no el consumo en los pozos.