Inicio > Noticias > Internacional > Fallece de COVID-19 médico sandinista que reclamó a Ortega por mascarillas

Fallece de COVID-19 médico sandinista que reclamó a Ortega por mascarillas

Managua, 29 jun (EFE).- Un médico pediatra nicaragüense que reclamó públicamente al presidente del país, Daniel Ortega, de que los doctores no tenían posibilidad de comprar mascarillas, falleció este lunes a causa de COVID-19, informaron sus familiares.

El médico Marlon José Soza Chavarría, de 49 años y que simpatizaba con el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), murió en el Hospital Monte España, en Managua, donde permaneció hospitalizado desde el 22 de mayo pasado y donde además trabajaba.

“Una cosa voy a reclamar a nuestro Gobierno. No es justo que La  Colonia (un supermercado) tenga mascarilla a 2.100 (córdobas, unos 61 dólares) la caja y las farmacias están en cero. No es justo que las mascarillas N95 los acaparadores las estén vendiendo hasta 12 dólares y los médicos no tengamos posibilidad de comprarla”, escribió en su red social, antes de enfermarse.

“Hago un enérgico reclamo a nuestro presidente (Daniel Ortega) y al Minsa (Ministerio de Salud) para controlar esto”, agregó.

Soza Chavarría, de 49 años, y que publicaba mensajes a favor del Gobierno de Ortega y fotos suyas con propaganda sandinista, anunció en su red social de Facebook, el 22 de mayo pasado, que había sido hospitalizado “por la enfermedad del momento”.

“Suplico sus oraciones”, añadió el médico, originario de la ciudad de Masaya, 28 kilómetros al sureste de Managua.

Antes de enfermarse, criticaba al Gobierno de los Estados Unidos, a los empresarios nicaragüenses, y a los medios de comunicación del país, que cuestionaban al Ejecutivo sandinista por el manejo de la pandemia del coronavirus.

“Es lamentable cómo estos medios estúpidos juegan con la vida, la salud y la dignidad familiar. Debe haber Castigo Severo para ello”, escribió en una publicación.

Una vez enfermo, comenzó a hacer llamados a fortalecer las medidas de prevención y pedía al Gobierno enviar inspectores de salud a las paradas de autobuses para inspeccionar la cantidad de pasajeros en cada unidad, el uso de mascarillas, y el lavado de manos de los vendedores ambulantes.

Además, aconsejaba “evitar en lo posible salir a la calle, evitar las aglomeraciones”, contrario a lo que ha orientado el Gobierno.

“Si hacemos esto (quedarse en casa y evitar aglomeraciones) tendremos éxito y habremos logrado la contención de esta enfermedad”, señaló.

Cuando se encontraba en fase crítica, publicó que la  COVID-19 “es un monstruo que te destruye rápido, o paso a paso, pero lo más triste que hace es que te hace morir solo y eso es doloroso”.

La Sociedad Nicaragüense de Pediatría confirmó su muerte mediante una nota de pésame que hizo pública en su página de Facebook.

Las asociaciones médicas reportan hasta ahora la muerte de 35 médicos con signos de COVID-19.

Hasta el martes pasado, el Ministerio de Salud de Nicaragua reportaba reporta 74 fallecidos y 2.170 casos positivos de COVID-19.

Por su parte, el independiente observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, contabiliza 1.749 muertos y 6.775 casos sospechosos de dicho padecimiento.EFE

%d bloggers like this: