Falta mayor investigación científica en la entidad

  • Necesaria para dar solución a diversos problemas: Diputada

Por: Martha Medina

La falta de apoyo a la investigación científica en la entidad ha tenido consecuencias negativas para la entidad, como es el caso del municipio de Canatlán, en el cual anteriormente había un centro de investigación del Inifap en una zona donde había 12,500 hectáreas destinadas a la producción de manzana, y después de que fue retirado de este lugar se redujo de manera drástica la superficie frutícola, señaló la diputada Rosa Isela de la Rocha.

La legisladora manifestó que se trata de una situación que debe atenderse, pues a pesar de que hay problemas que requieren investigaciones en la entidad, no existen suficientes personas dedicadas a esta labor en la entidad que puedan realizar un protocolo que permita definir causas y soluciones a situaciones que afectan tanto la producción de la entidad como la salud de la población.

Ante esta situación, la diputada presentó un pronunciamiento durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso del Estado, a través del cual pidió a los gobiernos que destinen más recursos para fomentar la investigación, como una opción para la solución de problemas que se tienen actualmente, así como para incrementar la producción agrícola que se tiene actualmente en la entidad.

Agregó que actualmente existe poca información con respecto a los investigadores que tiene la entidad y los proyectos en los cuales trabajan, pues solamente encontró datos correspondientes al 2010, los cuales indican que en ese año Durango tenía solamente 73 investigadores registrados ante el Sistema Nacional de Investigación, datos que reflejan la situación que se presenta a nivel nacional, mientras países como Brasil tienen el triple de investigadores en comparación con los que hay en México, y Argentina siete veces más, lo cual habla de un rezago en este tema.

Apuntó que la situación que se presentó en Canatlán, después de que se retiró el centro de investigación del Inifap, cuando se redujo drásticamente la producción frutícola en las huertas de la región, muestra claramente la necesidad que se tenía en esa región de contar con investigaciones acerca de la fruticultura, así como con la asesoría para resolver los problemas que pueden afectar el desarrollo de los árboles frutales.

Además de este caso, se presentan otros en los distintos municipios de la entidad que plantean la necesidad de investigaciones que ayuden a detectar las causas de problemas y también a encontrar soluciones, para mencionar como ejemplo los que se encuentran en el distrito que representa, como Pueblo Nuevo, donde recientemente se presenta un aumento en problemas de salud como convulsiones, abortos espontáneos, casos de ceguera, entre otros que plantean la necesidad de que se haga un análisis para detectar los factores que inciden en estos problemas y llevar no solamente la atención médica necesaria, sino también trabajar en la prevención.

En Durango también se requieren investigaciones en temas agrícolas, así como geológicos, pues se trata de una entidad cuyo suelo tiene muchos minerales y es necesario conocer los riesgos que esta situación puede representar para la salud de la población, entre otros aspectos que plantean la necesidad de que haya más investigación, que se destinen más recursos a organismos como el Conacyt, para que se puedan analizar tanto los problemas que se tienen actualmente, como los riesgos que pueden ocasionar dificultades en un futuro y se busquen tanto soluciones como prevención, concluyó la legisladora.