Faltan árboles en Durango

  • Zona arbolada por habitante, a la mitad de parámetro internacional

Por: Martha Medina

Es necesario que haya más zonas arboladas en la ciudad de Durango, pues actualmente no se cumplen los parámetros recomendados a nivel internacional en cuanto a la superficie que debe haber por habitante, que es de 9 metros cuadrados, pues apenas se llega a 4.7, señaló el secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Alfredo Herrera Duenweg.

Agregó que si bien no se tienen problemas en cuanto a la calidad del aire en la capital del estado, pues las mediciones que se realizan en distintos puntos de la ciudad van de regular a buena, sí es necesario realizar acciones encaminadas a mejorarla, al reducir la emisión de contaminantes y aumentar las zonas arboladas que se tienen actualmente.

Explicó el secretario que durante reuniones que se han realizado recientemente para ver el tema de las zonas arboladas, se revisaron los datos que se tienen actualmente tanto en relación con las recomendaciones internacionales para mejorar la calidad del aire, como con respecto a las estadísticas que se tienen a nivel local.

Los datos que se tienen sobre las zonas arboladas que existen actualmente y las que se recomiendan, de acuerdo a la cantidad de habitantes, plantean la necesidad de trabajar para mejorar las condiciones que se tienen y mejorar la calidad del aire en distintos puntos de la ciudad.

Manifestó que aunque a nivel internacional se recomienda que haya una superficie promedio de 9 metros cuadrados de zonas arboladas por cada habitante de una ciudad o comunidad, en este renglón Durango apenas llega al 50 por ciento de las recomendaciones para contar con una mejor calidad del aire, pues los datos que se tienen indican que en promedio hay de 4.5 a 4.7 metros por habitante, aunque en algunas zonas el porcentaje se encuentra en 2.7, que representa menos de la tercera parte de lo que se considera óptimo para los ciudadanos.

Ante tal situación, ya se analizan algunas zonas de la ciudad donde se requiere aumentar las zonas arboladas y se cuenta con espacios adecuados para ello, como es el caso del bulevar Francisco Villa, donde se plantea el retiro y la reubicación de árboles para construir un puente, zona en la cual ya se encontraron entre 24 y 36 hectáreas que presentan las condiciones necesarias para llevar a cabo trabajos de reforestación, que permitan mejorar la calidad de vida de los habitantes de esa zona, aunque manifestó que también se hará este análisis en otros puntos de la zona urbana, pues el objetivo es cumplir con las recomendaciones en este tema.