Faltante de libros por movimiento de alumnos: SEED

Desde el 18 de junio inició la entrega de libros gratuitos por parte de la Secretaría de Educación, siendo más de 3 millones 232 mil los textos distribuidos. Ante comentarios de faltante de libros en escuelas el director de Servicios Regionales, Bernardo Loera, señaló que esto se debe al movimiento o cambio de alumnos, ya que la entrega se hace de acuerdo a las listas del ciclo anterior.

El proceso de entrega general concluyó el pasado 16 de agosto, por lo que el funcionario indicó que la SEED garantizó que todos los niveles contaran con los libros antes de iniciar el ciclo escolar. Reconoció que el proceso natural de niños que migran de otros estados o municipios, o simplemente los que cambian de escuela, es lo que deriva a la falta de libros.

Expresó: “Nosotros entregamos los libros en base a las estadísticas que se manejaron en el ciclo escolar anterior, el movimiento de niños en las escuelas genera el que no se cuente con el libro si se llega a una institución diferente”.

Externó que los directores deben hacer una lista de libros faltantes y deben enviarla a la SEED, hasta este momento son 60 solicitudes de libros y son hasta 4 juegos los que se piden, por lo que indicó que no son muchos los que aún requieren tener esos textos.

Para hacer la solicitud debe ser de manera formal y a través de su supervisor, de esa manera la petición se envía a la Comisión Nacional de Libros de Texto, quienes son los encargados de enviar los faltantes.

Señaló que la respuesta de la Conalite es que a partir del 17 de septiembre saldrán los libros de Ciudad de México para el estado y así poder cubrir los faltantes. La mayoría de esas solicitudes pertenecen a la capital de Durango.

En el tema de uniformes escolares, manifestó que en cuanto se cuente con los uniformes serán distribuidos, pues aún no se reciben por parte de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe) pero garantiza que serán entregados a todos los menores.

El hacer una licitación pública dijo que es la manera más transparente para manejar el programa, además de aportar en la economía de los padres se genera empleo en los talleres familiares.