Familia de migrante guatemalteca muerta en Estados Unidos recibe sus restos

El Diario de Hoy

Guatemala, 31 may (EFE).- La familia de Claudia Patricia Gómez González, la joven guatemalteca fallecida en Estados Unidos en un operativo de la Patrulla Fronteriza, recibió hoy los restos de la mujer de 20 años en la aduana del Aeropuerto Internacional de La Aurora de Guatemala.

Mientras los hermanos, tíos y primos esperaban la llegada del cuerpo de Claudia Gómez, los padres de la joven migrante, Lidia González y Gilberto Gómez, se dirigieron al área de descarga en compañía del cónsul en El Paso, Texas, Tekandi Paniagua y el vicecanciller Pablo César García.

Pasadas las 12.30 hora local (18.30 GMT) una carroza fúnebre ingresó al área de cargas y descargas de la aduana para depositar momentáneamente el féretro y que los padres de Claudia Gómez pudieran observar el cuerpo sin vida de su hija.

La pareja Gómez González introdujo los brazos en el ataúd para palpar el cuerpo de su hija, luego de que el miércoles 23 de mayo la joven fuera víctima de la Patrulla Fronteriza en un “incidente” con un grupo de migrantes en la comunidad de Río Bravo, en Laredo, Texas.

Tras la recepción de los restos, la familia abordó un microbús de la Cancillería para seguir la carroza fúnebre, a la que abordaron los padres de la fallecida junto al cuerpo, en su camino hacia su natal San Juan Ostuncalco, en el departamento occidental de Quetzaltenango, en donde será velada y posteriormente enterrada.

El vicecanciller García indicó en conferencia de prensa que “los padres (de la joven migrante fallecida) pidieron que no los dejaran solos y que sea esclarecido qué pasó”, por lo cual el Consulado de Guatemala ya ha puesto a disposición del caso a cuatro abogados y se ha puesto en contacto con un buró de abogados expertos en migración.

García comentó que Claudia Gómez se encontraba con tres guatemaltecos al momento del “incidente”, Carlos Pérez Vicente y Eder Cabrera Sánchez -ambos de San Juan Ostuncalco- y Damián Méndez, de Concepción Chiquirichapa, quienes se encuentran en calidad de testigos por lo que no podrán ser deportados “en lo que dura el proceso de investigación”.

El funcionario mencionó que los cuatro guatemaltecos viajaron con un grupo de migrantes de diversos países y que al cruzar la frontera estadounidense “se separaron de los demás”.

Respecto del video que grabó una mujer y que circuló en redes sociales en el que increpaba a un oficial de la Patrulla Fronteriza asegurando que éste la había matado, García aseguró que fue gracias a dicho material audiovisual que pudieron conocer el hecho y que será una de las evidencias en el proceso.

El pasado 25 de mayo, la señora Dominga Vicente, tía de Claudia Patricia Gómez Gonzáles, dijo que la joven se había ido a Estados Unidos a inicios del mes por “necesidad de su vida propia y de su familia” y recordó que deja atrás a sus padres, una familia agricultora, y dos hermanos, de 5 y 8 años.

En una conferencia celebrada en Ciudad de Guatemala, Dominga pidió en esa oportunidad una ayuda para la familia tras la pérdida de Claudia, una joven “muy trabajadora” que luchó toda su vida para estudiar y forjar su futuro, terminando los estudios de perito contador. EFE