Familiares de otro fallecido responsabilizan a Gobierno de Ortega por muerte

Diario1

Managua, 11 may (EFE).- Los familiares de Jimmy Antonio Parajón, uno de los fallecidos en los enfrentamientos de este viernes en horas de la madrugada, responsabilizaron hoy al Gobierno de Nicaragua de ordenar los ataques en dos universidades ocupadas de trincheras por estudiantes que protestan contra el Ejecutivo.

“Nosotros acusamos directamente al señor (presidente) Daniel Ortega de estos hechos”, dijo el hermano menor del difunto, Yader Parajón, durante el velorio.

Jimmy Antonio Parajón, de 35 años, apoyaba las protestas en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), al este de Managua, cuando recibió un disparo en la parte izquierda del pecho.

Parajón fue llevado a un hospital privado donde falleció por una hemorragia masiva y perforación pulmonar a causa de la bala recibida, de acuerdo con la versión de su hermano.

El fallecido, según sus familiares, cursaba el último año de la carrera de Ciencias Jurídicas en la Upoli, y deja en la orfandad a cinco hijos.

El Gobierno de Nicaragua, a través de su portal oficial, El 19 Digital, reconoció la muerte de tres personas, entre ellos Parajón, durante los enfrentamientos registrados en la madrugada de hoy en Managua, lo que aumentaría la cifra de muertos en las protestas a 50 víctimas.

De acuerdo a esta información, la primera víctima, identificada como Carlos Alberto Miranda, de 19 años, recibió un disparo en el corazón, lo que le provocó la muerte de forma instantánea.

Otro joven de 18 años, Kevin Joel Valle, se convirtió en el segundo fallecido al recibir otro impacto de bala, una víctima que ya había sido también confirmada por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

El Cenidh solo reportó un muerto en los choques y elevó a 48 el número de víctimas mortales de la crisis, si bien los datos de esta organización son más conservadores ya que no incluyen a nadie mientras sus expertos no contrasten las fichas de las víctimas, verifiquen el cuerpo y su familia las reconozca.

Nicaragua cumple este viernes 24 días de una crisis causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que comenzaron con protestas en rechazo a unas reformas a la seguridad social y que continuaron a pesar de que el Gobierno revocó esos cambios, debido a los muertos a causa de la represión.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración. EFE