Inicio > Noticias > Internacional > Familias hondureñas entran registradas a Guatemala por Agua Caliente

Familias hondureñas entran registradas a Guatemala por Agua Caliente

Guatemala, 15 ene (ACAN-EFE).- Mientras un centenar de hondureños buscaban sin éxito cruzar la frontera de Agua Caliente, decenas de familias conseguían el paso con documentos de identificación, registrados por las autoridades guatemaltecas, en el inicio de una nueva caravana de migrantes hacia EE.UU..

Los caminantes que avanzaron hacia Guatemala se trasladaron a pie hacia el refugio de la Casa del Migrante en la ciudad Esquipulas, en el departamento oriental de Chiquimula, a unos 9 kilómetros de Agua Caliente.

Las autoridades de ambos países permitieron a las decenas de familias ingresar a Guatemala con sus documentos de identificación y, en el caso de menores, con sus respectivos papeles en orden.

Sin embargo, el grupo de más de un centenar de migrantes que aún permanecía en la frontera a la espera de pasar a Guatemala y seguir la ruta a Esquipulas, que como constató Acan-Efe eran en su mayoría hombres, exigía el paso a las autoridades fronterizas en ese momento, con el objetivo de no dispersarse y permanecer unidos.

Algunos acampaban afuera del registro de migración, dormían, y otros hacían fila, mientras los policías migratorios se unían brazo a brazo, explicando a los viajeros que debían presentar el documento y los formularios migratorios.

La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala sostuvo en un comunicado compartido a las 22:10 hora local (04:00 GMT) que a los migrantes se les estaba permitiendo el ingreso “por grupos, dando prioridad a núcleos familiares”.

Las autoridades migratorias “están implementando proceso diferenciado para que ingresen niños acompañados con documento de identificación”, detalló la magistratura de conciencia.

Un primer grupo de hondureños -que suma más de 500- salió el lunes por la noche en la caravana y llegó a Agua Caliente y tras varias horas varados en el punto fronterizo, que es resguardado por policías hondureños, empezaron a caminar y se adentraron en territorio guatemalteco.

A pocos kilómetros del punto fronterizo, los migrantes fueron retenidos por agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala y regresados al punto de partida, en Agua Caliente.

Todas estas personas alegan que se van de Honduras por la falta de trabajo e inseguridad en su país.

Unos 9.000 centroamericanos, en su mayoría hondureños, llegaron a México a partir del 19 de octubre de 2018 en distintos grupos, de los cuales más de 7.000 arribaron a las ciudades de Mexicali y Tijuana, estado de Baja California, para pedir asilo en Estados Unidos. ACAN-EFE

%d bloggers like this: