FAO y países de Centroamérica se alían para reforzar lucha contra la pobreza

Eldiario.es

Panamá, 5 oct (EFE).- La FAO y la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (Sisca) firmaron un nuevo convenio para fortalecer las capacidades técnicas y de gestión intersectorial coordinada a fin de hacer más efectiva la lucha contra la pobreza, que afecta a 21 millones de personas en la región.

El convenio “permitirá articular las agendas de protección social e inclusión productiva a nivel nacional y territorial con la participación de actores públicos, privados y de la sociedad civil”, afirmó hoy la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que tiene su sede regional en Panamá.

El organismo explicó que el proyecto impulsará la construcción de planes nacionales y territoriales así como mecanismos innovadores de gestión, para mejorar la eficiencia de los programas de protección social y su articulación con programas de inclusión productiva para jóvenes, mujeres, afrodescendientes y pueblos indígenas.

Para ello, se identificarán los territorios rurales más rezagados, con alta concentración de pobreza y pobreza extrema, o con gran número de familias atendidas por políticas de protección social, y con mayor presión migratoria.

También se establecerán convenios institucionales territoriales con la participación de todos los actores involucrados para la implementación de los planes, dijo FAO.

El programa facilitará la implantación de un sistema de seguimiento de los planes nacionales y territoriales, a través de la capacitación y asistencia técnica tanto a técnicos como a actores de la sociedad civil, agregó el ente de la ONU.

Este nuevo proyecto “permitirá avanzar en la implementación de la Agenda de Protección Social e Inclusión Productiva con Equidad 2018-2030, con énfasis en los territorios más rezagados”, dijo FAO.

Esa agenda fue aprobada en abril pasado por las autoridades centroamericanas y su elaboración contó con la asistencia técnica de FAO, recordó el organismo.

“La pobreza afecta a 21 millones de personas en Centroamérica, en su mayoría población rural, siendo uno de los desafíos más urgentes de la región para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, recalcó este viernes FAO. EFE