FCA prevé un aumento de ventas de un 1,5 por ciento en Latinoamérica este año

Sao Paulo, 12 feb (EFE).- Las ventas de Fiat Chrysler Automóviles (FCA) aumentarán un 1,5 % este año en Latinoamérica, lideradas por Brasil, que debe presentar un incremento de un 6 %, según pronosticó este miércoles el presidente de la empresa para la región, Antonio Filosa.

El grupo, dueño de marcas como Jeep, RAM, Dodge o Alfa Romeo, ostenta actualmente el 13,9 % de la cuota de mercado en América Latina, segunda subdivisión más importante de la compañía, que incluye a todos los países de Suramérica y Centroamérica.

FCA es la segunda mayor montadora de América Latina, después de General Motors, y los mercados que más se destacan en sus operaciones en la región son Brasil, Argentina y Chile, por ese orden.

En 2019, FCA tuvo un aumento de cuota de mercado en Brasil de 1,1 puntos porcentuales con las marcas Fiat y Jeep, una tendencia contraria a la regional que debe mantenerse en 2020, y alcanzó un 18,7 %.

“El crecimiento fue posible, básicamente, porque el mercado total de Latinoamérica presentó un descenso, pero Brasil creció dentro de esta ecuación casi un 8 %, mientras Argentina tuvo una retracción de un 44 %”, detalló Filosa durante una rueda de prensa en Sao Paulo.

“Ganamos en volúmenes de ventas, cuotas de mercado y como región incrementamos nuestra contribución y generamos cerca de 500 millones de facturación, un 8 % del total de FCA”, añadió.

BRASIL COMO MOTOR DE CRECIMIENTO DE REGIONAL

En ese sentido, vaticinó un “crecimiento mínimo” para el mercado regional en número de ventas, que atribuyó a Brasil, y destacó la tendencia a la caída del desempleo y de las tasas de interés en el país -que han alcanzado mínimos históricos-, así como el aumento de facilidades para acceder a créditos, como motores de este incremento en el gigante sudamericano.

“Las ventas a familias, que suponen un 55 % del total deben aumentar, pero en un ritmo menor que las ventas directas a empresas, sean de pequeño, mediano o gran porte”, sostuvo.

También subrayó la llegada de nuevos modelos de vehículos, como la última versión del Fiat Strada y el Fiat 500 eléctrico, el primer modelo de la empresa con estas características que se comercializará en Brasil a partir del segundo semestre.

“Brasil va a crecer 6 %, con 2,8 millones de unidades vendidas, y Argentina va a caer algo alrededor de un 10 % o un 15 %, con 400.000 unidades”, detalló.

Asimismo, destacó que FCA es la montadora que más invierte en el país, con un monto de alrededor de 15.000 millones de dólares para el período 2018-2024 y recordó los planes de exportaciones de motores y transmisiones hechos en Brasil a Europa, que debe saltar de 23.000 en 2019 para 230.000 en 2020, producidos en su principal fábrica en la ciudad de Betim (sureste).

EL MERCADO ARGENTINO

Respecto al segundo mayor mercado de la región, donde FCA se instaló hace 101 años, Filosa señaló los impactos de la crisis económica en las actividades del sector automotor, pero se mostró optimista con relación al futuro.

“La economía argentina es impredecible a largo plazo, para bien y para mal y tiene bueno pilares, con un sector agropecuario casi tan fuerte como el brasileño, reservas importantes de petróleo, gas y minerales. Además, tiene unos 44 millones de habitantes con poder adquisitivo superior al de los brasileños. Yo creo que está lleno de buenos indicadores para un crecimiento duradero”, explicó.

En ese sentido, auguró también un punto de inflexión en las ventas de FCA en el país a partir del segundo semestre.

LA FUSIÓN CON PSA

Sobre el acuerdo de fusión con el grupo francés PSA, dueño de marcas como Peugeot o Citroen, anunciado a finales de 2019, Filosa recordó que el periodo de transición tendrá una duración de 12 meses y que solo al final de este proceso se desvelarán los detalles de la reorganización a la que ambas partes se van a someter.

Indicó que existen muchas posibilidades de buenas sinergias en muchas regiones del mundo, sobre todo en América Latina, donde FCA es uno de los principales líderes de mercado, y señaló la posibilidad de que ambos puedan “construir juntas un futuro” en Asia-Pacífico.

“Nosotros nunca más seremos Fiat, somos FCA y seremos otra cosa pronto”, apostilló. EFE