Federación rusa acepta sanción y admite el error por reaparición de Cheguin

La Razón


Moscú, 4 may (EFE).- El presidente de la Federación Rusa de Atletismo (FRA), Dmiri Shliajtin, aceptó este viernes la sanción emitida por la IAAF contra cinco marchadores rusos por la presencia en sus entrenamientos del técnico Víctor Cheguin, suspendido a perpetuidad.

“En este caso, las sanciones están absolutamente justificadas. Cuando hablo con los miembros del grupo de trabajo (de la IAAF), ellos realmente no entienden cómo puede ocurrir algo así. No les entra en la cabeza que con nosotros pueda pasar eso y no seamos capaces de poner orden”, dijo Shliajtin a la prensa local.

El funcionario reconoció que “el revés” contra el atletismo ruso por el nuevo escándalo con Cheguin, considerado el padre de la marcha rusa y el protagonista del mayor escándalo de dopaje en la historia de esa modalidad atlética, ha sido “aún más duro” que en anteriores ocasiones.

“¿Quién es culpable? La culpa hay que echársela también a los mismos deportistas, ya que se les dijo muchas veces que para evitar problemas no se puede contactar con los técnicos descalificados”, precisó.

También depositó la responsabilidad en los técnicos y los organizadores de los entrenamientos celebrados en la centroasiática Kirguizistán.

“Por supuesto, no se puede ni hablar de recurrir (la sanción). Había unos requisitos, unas condiciones, que fueron violadas”, afirmó.

Shliajtin reconoció su impotencia ante lo que ocurre en la república de Mordovia, que calificó de “un Estado dentro del Estado”, donde no rigen las mismas leyes que en el resto del territorio nacional.

Aseguró que estuvo hace dos semanas en la capital regional, Saransk, y se reunió con la famosa campeona olímpica condenada por dopaje Olga Kaniskina, quien le aseguró que Cheguin no se encontraba en la república.

“Y dos semanas después supimos que estaba en Kirguizistán. Los marchadores que estuvieron en el entrenamiento se hicieron los tontos. Se negaron a colaborar. Esto me tiene harto. Ya oímos lo mismo cuando los deportistas se dispersaron al aparecer en Sochi de repente los inspectores antidopaje”, lamentó.

Reconoció que la FRA “poco puede hacer” teniendo en cuenta que el ministro de Deportes de la república es “familiar lejano de Cheguin” y que la única salida es crear un centro de entrenamiento de marcha en Mordovia dependiente de la federación con técnicos de otras regiones.

Al mismo tiempo, destacó que aún no ha sido “confirmada” una supuesta cooperación entre Cheguin y los marchadores rusos, aunque admitió que la “sola presencia” del técnico ya es motivo de sanción.

Y adelantó que el entrenador jefe de la federación, Yuri Borzakovski, encabezará la investigación en la que se interrogará a los técnicos y deportistas, resultados que serán entregados a la agencia de dopaje rusa (RUSADA).

La Federración Internacional de Atletismo (IAAF) revocó hoy la autorización para competir como atletas neutrales a cinco marchadores rusos: Klavdiya Afanasyeva, Olga Eliseeva, Yuliya Lipanova, Sergey Sharypov y Sergey Shirobokov.

Debido a la presencia de Cheguin en sus entrenamientos, ninguno de estos cinco atletas podrá competir, como tenían previsto, este fin de semana en el Mundial por Equipos de Marcha, en la ciudad china de Taicang.

Sólo podrán competir en tierras chinas dos atletas rusos que no se entrenaron en Kirguizistán: Vasiliy Mizinov y Yana Smerdova. EFE