Felices quince años para Ana Sofía

Un día muy especial fue el que vivió Ana Sofía González Ávila, quien caminó por el pasillo central del Templo de Fátima para agradecer al Todopoderoso las bendiciones que le ha otorgado a lo largo de su vida.

En este gran día estuvieron presentes sus preciados padres, los señores Mireya Ávila y Álvaro González, quienes ocuparon las primeras bancas del santo recinto y le dieron gracias a Dios por permitirles organizar la fiesta que soñó desde pequeña  Ana Sofía.  

En esta ocasión los señores Lizeh García y Elsahan González fungieron como sus padrinos, los cuales ante el altar juraron velar y cuidar por el bienestar de su  ahora ahijada.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante dirigió unas emotivas palabras a la linda festeja las cuales fueron que el amor sublime y verdadero es el que Nuestro Señor Jesucristo le ofrece a la humanidad.

Al terminar la ceremonia se llevó a cabo la recepción la cual fue efectuada en el salón “Murano”, y en donde los presentes se pudieron deleitar con una exquisita cena la cual fue acompañada de refrescantes bebidas y deliciosos postres. 

Ana Sofía se notó muy contenta durante su celebración ya que estuvieron presentes sus  abuelitos los señores María de la Paz, Gerardo Ávila y María de la Luz, los cuales la felicitaron y la llenaron de halagos durante la hermosa velada.

Posteriormente llegó uno de los momentos más esperados de la noche para la  linda jovencita, la cual bailó del brazo de su querido padre un emotivo vals el cual cautivó a todos los presentes.

Sin duda alguna fue un día de ensueño para Ana Sofía, que recordará para toda la vida. Muchas felicidades por arribar a la edad de los sueños e ilusiones.