Inicio > Noticias > Internacional > Fernández pide a Bolsonaro dejar las “diferencias” e impulsar Mercosur

Fernández pide a Bolsonaro dejar las “diferencias” e impulsar Mercosur

Buenos Aires, 30 nov (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, abogó este lunes junto a su par de Brasil, Jair Bolsonaro, por dejar “las diferencias” que ambos tuvieron en “el pasado” y potenciar “todos los puntos de acuerdo”, en un encuentro virtual que, según el argentino, sirvió para dar al Mercosur el “impulso que está necesitando”.

“Celebro este encuentro para darle al Mercosur el impulso que está necesitando y es imperioso que Brasil y Argentina lo hagan juntos”, expresó Fernández durante el acto por el Día de la Amistad Argentino-Brasileña, que estuvo precedido, también por videollamada, por la primera conversación bilateral entre los dos mandatarios, que arrastran fuertes diferencias ideológicas.

“UN DÍA IMPORTANTE”

El jefe de Estado argentino, que llegó al poder a fines de 2019 tras vencer en las urnas al conservador Mauricio Macri -a quien Bolsonaro había apoyado- bregó además por dejar “las diferencias del pasado y encarar el futuro con las herramientas que funcionen bien” entre los dos países, para “potenciar todos los puntos de acuerdo”.

“Es un día muy importante para Argentina y Brasil y para todo el continente” porque “por primera vez empezó a pensarse en la integración del continente”, agregó el líder peronista, según informó en un comunicado la Presidencia argentina.

Las mismas fuentes señalaron que Bolsonaro destacó que el Mercosur -integrado por ambos países además de Paraguay y Uruguay- es el “principal pilar de integración” de Brasil y pidió generar “mecanismos más ágiles y menos burocráticos” en el marco del organismo multilateral.

También expresó su voluntad de avanzar en áreas de interés común, “en especial, en el ámbito del turismo”.

“Nuestras fuerzas armadas tienen una excelente integración. Fortaleceremos nuestra integración en las industrias de la defensa y avanzaremos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen trasnacional”, indicó el presidente brasileño.

Sobre la cooperación bilateral, Fernández consideró que se sigue avanzando en materia de seguridad y fuerzas armadas con Brasil, que es el principal socio comercial de Argentina: “y tenemos que trabajar juntos en el tema ambiental, que es un asunto que nos preocupa mucho. Debemos hacer un acuerdo de preservación”, remarcó.

“Tenemos oportunidades en el desarrollo para proveer de gas a Argentina y a Brasil”, matizó.

La cooperación bilateral también se da en ámbitos como el de la salud pública, para el que Brasil permitió “de manera excepcional” la exportación de Midazolam, un insumo crítico para el tratamiento de pacientes con covid-19 en estado grave, según el comunicado.

UN COMPLICADA RELACIÓN

Ya antes de que Fernández asumiera la Presidencia argentina, con la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) como vicepresidenta, Bolsonaro se mostró muy crítico hacia su figura , llegándolo a tildar de “bandido de izquierda”.

Tanto que no asistió a su investidura y hasta hoy no había existido un contacto directo, ni siquiera por teléfono.

Las últimas polémicas declaraciones se produjeron el 29 de octubre pasado, cuando el brasileño afirmó que la economía argentina “está pésimamente mal”, algo que atribuyó a que los ciudadanos eligieron al “comunismo”.

“Ya ven. Es lo que pasa votando por partidos comunistas. La línea que asumió en Argentina es la misma del PT”, en referencia al Partido de los Trabajadores, del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los principales aliados de los Gobiernos peronistas de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández.

Para Bolsonaro, Lula, Cristina Fernández y el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, “son la misma cosa” y han “arruinado” a sus países.

Por su parte, Alberto Fernández, que consideró a Lula “injustamente preso” y lo fue a ver a la cárcel cuando aún estaba detenido por corrupción, también llegó a llamar “misógino y violento” a Bolsonaro en agosto de 2019, aunque después prefirió bajar el perfil respecto a las críticas personales a su par e insistió en la necesidad de tener una buena relación con Brasil, pese a las diferencias políticas.

LA CONMEMORACIÓN

El acto celebrado hoy, por el Día de la Amistad Argentino-Brasileña, se hizo en conmemoración del encuentro, hace 35 años, entre los entonces mandatarios de Argentina, Raúl Alfonsín -fallecido en 2009-, y Brasil, José Sarney, en la ciudad fronteriza de Foz de Iguazú.

“Esta fecha fue elegida para recordar el comienzo del Mercosur, donde estábamos en búsqueda de crecer y formar un grupo competitivo a nivel internacional para ampliar la integración de nuestros países”, señaló durante el mismo acto el propio Sarney. EFE