Fijan audiencia previa a juicio a implicado en muerte de canadiense en P.Rico

San Juan, 17 oct (EFE).- Un juez federal fijo para el 23 de octubre una reunión previa al juicio en Puerto Rico por obstrucción a la Justicia contra el hermano de la exreina de belleza Áurea Vázquez Rijos, hallada culpable del asesinato por encargo en 2005 de su marido, el empresario canadiense Adam Anhang Uster.

Charbel Vázquez Rijos es acusado por la Fiscalía de obstrucción a la justicia y conspiración para obstrucción, debido a que registró una corporación para ayudar a que su hermana pudiera vivir en Italia y evitar así su extradición a EE.UU., país del que Puerto Rico es un Estado Libre Asociado.

La fiscalía federal sumó después cargos por mentir al asegurar que no conocía a Alex Pabón, asesino confeso del empresario canadiense.

El empresario, que quería divorciarse, fue asesinado en una calle del casco histórico de la capital puertorriqueña a manos de Pabón, quien lo apuñaló y golpeó en la cabeza con una piedra.

Áurea Vázquez Rijos, exreina de belleza en Puerto Rico, fue hallada culpable a comienzos de este mes del asesinato de su esposo, tras lo cual dijo que recurrirá la sentencia en Estados Unidos y reiteró que es inocente.

El pliego acusatorio señala que el objetivo era que la exreina se embolsara los 8 millones que le correspondían gracias al contrato prematrimonial firmado, que establecía que en caso de fallecimiento de uno de los miembros de la pareja el sobreviviente se quedaría con el 30 % de los bienes del fallecido.

El empresario fue asesinado el 22 de septiembre de 2005 en la capital puertorriqueña, desde donde poco después Vázquez Rijos huyó a Italia antes de ser acusada por un jurado federal el 4 de junio de 2008.

Vázquez Rijos, tras ser atraída a Madrid en una operación organizada Oficina Federal de Investigación (FBI, en inglés), donde creía que iba a trabajar como guía turística, fue detenida el 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de la capital de España, donde el proceso de extradición a EE.UU. es mucho más sencillo que en Italia.

Junto a la mujer fueron condenados su hermana, Marcia, y su excuñado, José Ferrer. EFE