Filipe: “Estoy seguro de que Griezmann, hoy por hoy, es barato”

El Progreso de Lugo

Madrid, 9 may (EFE).- El futbolista brasileño del Atlético de Madrid Filipe Luis dijo que su compañero francés Antoine Griezmann, pretendido por el Barcelona y con una cláusula de 100 millones de euros a partir del final de esta temporada, a su juicio es “barato”, pero dijo que eso no les afecta en la final de la Liga Europa.

“Estoy seguro que Griezmann hoy por hoy es barato, parece que es imposible pagar 100 millones de euros por un jugador; pero hoy es barato, es una realidad. Eso no afecta, pero nosotros no estamos pensando en eso porque si se va, se va a ir después de la final. Él quiere ganar, nosotros queremos ganar y no afecta mucho”, aseguró.

El lateral brasileño, que compareció junto a su compañero Diego Costa en el Día de Medios organizado por el club y la UEFA una semana antes de la final de la Liga Europa contra el Olympique de Marsella francés, se reafirmó en que su compañero es “barato” y puede serlo más si hace una gran final.

“Se hizo barato y se puede hacer más barato aún si hace una gran final y la gana. Estamos encantados de jugar con él, de trabajar con él, este club ha demostrado que puede luchar y no solo somos Griezmann. Es sin duda el jugador más determinante de esta temporada, pero nosotros le ayudamos a ser lo que es hoy”, agregó.

“Queremos que él se quede, pero lo que pase es una cosa ajena, esta es una semana muy bonita, un partido que vamos a disfrutar porque puede que no vuelva nunca. Queremos disfrutar al máximo, verle feliz con ese trofeo”, zanjó Filipe Luis.

El lateral brasileño se ha recuperado recientemente de una fractura del peroné de su pierna izquierda, después de siete semanas de baja, una lesión que sufrió el 15 de marzo en la vuelta de octavos de final de esta competición, la Liga Europa, en Moscú contra el Lokomotiv ruso.

“Sin duda cuando sabía que me había roto la pierna en el vestuario porque no la sentía, empecé a hacer cálculos. He leído bastante y sabía perfectamente cuánto iba a tardar más o menos para volver a jugar”, señaló el lateral brasileño, que volvió a jugar el pasado domingo en el partido contra el Espanyol.

Filipe dijo que “solo Dios sabe” cuánto ha trabajado para recuperarse y que “mucha gente” pensaba que “para qué esforzarse tanto” para llegar al último partido, pero él sabía que podía llegar a la final del próximo miércoles

“Yo sabía que podía estar en la final, tuve la oportunidad de jugar, coger ritmo porque un jugador solo vuelve al nivel jugando. Sé que para la final voy a estar disponible y eso me deja muy orgulloso”, declaró.

Filipe reconoció que el equipo estaba preparado para llegar lejos en la Liga de Campeones, de la que fue eliminado en la fase de grupos y por lo que accedió a la Liga Europa, en la que fue considerado favorito, aunque pidió valorar el esfuerzo efectuado por el equipo para llegar al duelo que tendrá lugar en Lyon (Francia).

“Yo tuve la oportunidad de jugar la final de Bucarest (2012, contra el Atletic Club), la gané, fue espectacular, luego la Supercopa de Europa, luego jugar otra final de Champions (2016, contra el Real Madrid) y volver a la Liga Europa en un momento diferente, este año el equipo quería llegar a la final de ‘Champions'”, reconoció.

“Este año tenemos una plantilla competitiva, completa, importante para pelear con clubes poderosos. Éramos uno de los que la gente pensaba que iba a llegar lejos en la ‘Champions’, nos quedamos en la Europa League y la gente cree que era nuestra obligación la final, pero el club ha sufrido mucho. Yo me dejé mi pierna de por medio y eso demuestra que queremos ganar esta competición”, añadió.

Para el lateral rojiblanco, en una final como ésta “no hay favoritos”, por más que le digan al Atlético que lo es, aunque reconoció que si en algo tienen una ventaja sobre el Olympique es en su experiencia en este tipo de partidos.

“Sin ninguna duda el único punto que juega a nuestro favor en una final, que es un partido de 90 minutos abierto sin favorito caro, es que tenemos, no todos, pero jugadores que hemos tenido la oportunidad de jugar muchas finales”, reconoció.

Filipe explicó que este tipo de partidos son “diferentes” con “mucha tensión” y que en el día previo se respira “un día muy especial”, aunque valoró el potencial de su oponente del miércoles, del que dijo que es “un equipo poderoso”.

“Jugar más finales, perdimos dos (de la Liga de Campeones, 2014 y 2016) pero hemos ganado tantas, Supercopa, Europa League, Copa del Rey… Sabemos lo que es ganar una final y eso te hace estar más tranquilo en el campo”, finalizó. EFE