Inicio > Noticias > Internacional > Firman 500 marroquíes un manifiesto contra ley que penaliza sexo extramarital

Firman 500 marroquíes un manifiesto contra ley que penaliza sexo extramarital

Rabat, 23 sep (EFE).- Cerca de 500 marroquíes, en su mayor parte mujeres, han publicado un manifiesto en el que exigen acabar con las leyes del Código Penal que castigan con la prisión las relaciones sexuales extramaritales, así como el aborto.

El manifiesto, hecho público hoy en varios medios marroquíes y también en Francia, está firmado exactamente por 490 personas, en alusión al artículo 490 del Código Penal que castiga con penas de entre un mes y un año las relaciones extramatrimoniales.

“Nosotros, ciudadanas y ciudadanos marroquíes, declaramos que estamos fuera de la ley -comienza el manifiesto-. Violamos leyes injustas y obsoletas, sin razón de ser. Hemos tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio. Hemos sufrido, practicado o sido cómplices de un aborto. Y hemos aprendido a fingir, ¿por cuánto tiempo?”.

La primera firmante es la escritora franco-marroquí Leila Slimani -hoy consejera del presidente francés, Emmanuel Macron-, y tras ella hay numerosas artistas, periodistas, universitarias, cineastas y escritoras, además de alguna política; y a ellas se han sumado un par de centenares de hombres.

El manifiesto recuerda que en el año 2018, un total de 14.503 personas fueron perseguidas por la práctica del sexo extramarital, además de 3.048 que lo fueron por adulterio. “¿Hay que meterlos a todos en la cárcel?”, se preguntan los firmantes.

“Estas leyes, liberticidas e inaplicables, se han convertido en herramientas de venganza política y personal. Son una espada de Damocles que nos amenaza y recuerda que nuestra vida no nos pertenece”, dice el manifiesto.

Aunque el texto no lo menciona, se publica al calor del debate desatado por la detención y juicio de una periodista de 28 años, llamada Hajar Raissouni, perseguida por una relación sexual sin estar casada y por haber presuntamente abortado a resultas de esa relación.

El caso de Hajar ha levantado una vez más un encendido debate entre los sectores más progresistas y los conservadores sobre las leyes que violan las libertades individuales. EFE