Fiscal denuncia plan de infiltrados en protestas para atentar contra Duque



Bogotá, 8 abr (EFE).- El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, denunció este lunes que grupos armados que se infiltraron en las protestas indígenas del departamento del Cauca (suroeste) quieren hacer un atentado que puede “afectar la seguridad” del presidente Iván Duque en la visita que hará mañana a esa región.

“Algunos grupos armados organizados que se han infiltrado en este movimiento social e indígena quisieran desarrollar un acto terrorista que podría afectar la seguridad del propio presidente de la república”, dijo Martínez a periodistas al término de una reunión con el mandatario en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Duque anunció hoy que este martes se trasladará al Cauca para reunirse con indígenas con los que su Gobierno alcanzó el sábado un acuerdo para levantar la protesta que mantuvieron durante 27 días y que causó millonarias pérdidas económicas por el bloqueo de carreteras.

Una de las peticiones de la “minga”, como los indígenas llaman a su protesta, era la presencia de Duque en la zona, a lo que el presidente respondió que iría a una reunión cuando la Vía Panamericana, que comunica al país con Ecuador, fuera desbloqueada, como efectivamente ocurrió.

Sin embargo, el fiscal Martínez aseguró que la entidad que dirige tiene evidencias electrónicas y testimonios “de fuentes que son confiables para la Fiscalía” sobre un plan para realizar un atentado terrorista en la zona.

“La información que hemos obtenido habla de armamento de alta precisión para desarrollar un acto terrorista; estamos haciendo las comprobaciones correspondientes y han sido aportadas a la investigación evidencias que mostrarían que esos hechos pueden ser ciertos. Por eso tenemos que adoptar las medidas preventivas que ameritan estos hechos”, agregó.

El fiscal señaló que es una decisión del mandatario viajar al Cauca y que él cumplió con el deber constitucional de compartirle al jefe de Estado la “información de orden público sensible”.

“Estamos corroborando todas estas evidencias en el marco de una investigación penal, pero por supuesto que mientras la investigación concluye es deber de la Fiscalía poner en conocimiento del presidente de la república estas circunstancias”, detalló.

Horas después, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, confirmó que el presidente irá este martes al Cauca, en concreto a la localidad de Caldono.

“El señor presidente asistirá mañana a la ciudad de Caldono con el propósito de conversar con los dirigentes indígenas pero se reunirá en el lugar que decidan los cuerpos de seguridad”, dijo el ministro en una declaración a la prensa en la Casa de Nariño.

Según Botero, los cuerpos de seguridad “están haciendo todos los esfuerzos y han duplicado su inteligencia y sus acciones para evitar que haya cualquier acto terrorista”.

En diciembre pasado, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que las autoridades descubrieron planes para posiblemente atentar contra el presidente y señaló que tres ciudadanos venezolanos fueron capturados con armamento de guerra.

El levantamiento del bloqueo de la Panamericana se logró luego de más de dos semanas de negociaciones entre el Gobierno y la “minga”, liderada por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), que pedía el cumplimiento de unos 1.300 acuerdos que alcanzaron las comunidades con Ejecutivos anteriores.

Tras el acuerdo, Duque visitó el domingo Popayán, capital del Cauca, y luego fue al departamento de Nariño, los dos más afectados, para reunirse con autoridades y líderes gremiales ante quienes anunció un paquete de ayudas económicas que incluye créditos y alivios fiscales para los comerciantes perjudicados por la protesta indígena. EFE