Fiscalía colombiana dicta medidas contra dos generales por asesinato de Galán

Revista Semana

Bogotá, 8 feb (EFE).- La Fiscalía colombiana dictó “medida de aseguramiento” no privativa de la libertad contra dos generales retirados de la Policía implicados en el magnicidio del candidato presidencial Luis Carlos Galán, ocurrido en 1989, informó hoy la institución.

La decisión afecta a los generales retirados Argemiro Serna Arias y Óscar Eduardo Peláez Carmona, quienes no podrán salir del país.

La “medida de aseguramiento” es una herramienta jurídica que busca garantizar la comparecencia del imputado a un proceso y que cumpla la sentencia en caso de ser condenado.

En este caso, los oficiales retirados “deberán cumplir medidas no preventivas de la libertad como presuntos responsables a título de autor (Serna) y cómplice (Peláez)”, informó la Fiscalía en un comunicado.

Galán, del Partido Liberal, fue asesinado la noche del 18 de agosto de 1989 en la plaza principal de Soacha, un municipio en las afueras de Bogotá, tan pronto subió a la tarima para encabezar un mitin de su campaña para las elecciones presidenciales del año siguiente de las que era favorito.

Además del asesinato de Galán, la Fiscalía también investiga los del exconcejal Julio César Pedroza y el escolta Santiago Cuervo Jiménez que también perdieron la vida en el atentado esa noche, así como el intento de homicidio del escolta Pedro Nel Angulo.

Además de no poder salir del país, los generales retirados deberán presentarse cada vez que se les requiera y observar buena conducta.

Según las investigaciones de la Fiscalía, Serna, que en la época de los hechos era teniente coronel y subcomandante de la Policía de Cundinamarca, “tendría participación” en el asesinato de Galán “a título de autor, en la modalidad de comisión por omisión” pues no tomó las medidas suficientes para proteger al candidato.

“Tenía facultades para disponer de personal y medios logísticos para el cumplimiento de dicha tarea, pero según las pruebas recaudadas, ese día se dispuso de un servicio en el que habrían participado tan sólo aproximadamente 14 patrulleros; cantidad insuficiente”, añade la información.

La Fiscalía agrega que pese a que los informes de la época aseguraban que se habían tomado las medidas necesarias para proteger a Galán “dicha información distaba mucho de la realidad”.

“A pesar de su posición de garante, el general (r) Serna Arias omitió dar cabal cumplimiento a sus deberes, teniendo como resultado fatal el atentado perpetrado aquella noche”, añade la Fiscalía.

En lo que tiene que ver con el general Peláez, la Fiscalía lo vinculó como cómplice del asesinato por considerar que colaboró con el entonces director de la policía secreta, Miguel Maza Márquez, para desviar la investigación penal correspondiente “lo que aseguraría la impunidad sobre los verdaderos responsables”.

Maza fue condenado a 30 años de cárcel por el asesinato de Galán, mientras que el exsenador liberal Alberto Santofimio Botero purga una pena de 24 años por los mismos hechos.

Según las investigaciones, Santofimio fue quien sugirió el asesinato de Galán a Pablo Escobar, jefe del Cartel de Medellín.

Por otro lado, la investigación contra el coronel retirado Gentil Vidal Sarria precluyó, “al corroborrar que no tuvo responsabilidad en los hechos”. EFE