Fiscalía de Guatemala firma acuerdo con Unicef para mejorar atención a niñez

Guatemala, 4 oct (EFE).- El Ministerio Público de Guatemala y el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) firmaron hoy una carta de entendimiento para mejorar la atención a las niñas y niños víctimas de delito, con el apoyo de la embajada de Suecia.

Los acuerdos alcanzados buscan “impulsar conjuntamente acciones encaminadas a promover el desarrollo, implementación y fortalecimiento de la atención a las niñas, niños y adolescentes víctimas o testigos de delitos”, indicó la Fiscalía guatemalteca en un comunicado.

La fiscal general, Consuelo Porras, dijo que el Ministerio Público asume con la firma de esta carta “un compromiso enfocado en la protección de grupos vulnerables” y que parte de los esfuerzos de la entidad consisten en “buscar instituciones amigas” con el fin de “generar un verdadero cambio”.

El acuerdo permitirá “afianzar los objetivos comunes que tenemos entre las instituciones” en relación a la “protección integral de la niñez y adolescencia”, así como “el desarrollo de modelos especializados de intervención con niñas, niños y adolescentes víctimas y testigos de delitos”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Fundación Sobrevivientes, Claudia Hernández, quien también forma parte del acuerdo, validó la consolidación de un proyecto “realizado durante varios años” y subrayó la importancia de que la protección a los menores esté “garantizada” en el Ministerio Público.

Además, el representante de Unicef en Guatemala, Carlos Carrera Cordón, dijo estar “muy contento” de firmar el convenio, en el que la entidad de Naciones Unidas se compromete a “seguir avanzando en la construcción de un sistema de protección integral para la niñez de Guatemala”.

De acuerdo con Unicef, en Guatemala dos niños fallecen al día, otros 40 se quedan huérfanos a consecuencia de la violencia, unos 31 sufren maltrato y 23 son víctimas de abusos sexuales, lo que se traduce en que 6 niñas dan a luz a diario bebés tras una violación.

La Procuraduría de Derechos Humanos señaló que en 2017 un total de 5.635 menores de edad fueron víctimas de maltrato o violencia sexual. EFE