Fiscalía de Guatemala pide proceso contra 14 militares por crímenes en guerra

11401241wGuatemala, 13 ene (EFE).- El Ministerio Público (MP-Fiscalía) de Guatemala pidió hoy que 14 militares retirados sean ligados a un proceso judicial en el que se les acusa de cometer delitos de lesa humanidad, crímenes que la defensa atribuye a los subalternos de los acusados.


En la cuarta jornada de la audiencia, ocho de los abogados defensores expusieron sus argumentos para refutar las acusaciones de la Fiscalía, que también culpa a los militares por desapariciones forzadas.

Según el MP, los 14 militares participaron de forma “sistemática” en crímenes y matanzas que se pueden considerar “crímenes de guerra”, así como en violaciones múltiples a mujeres y menores de edad.

La defensa, por su parte, rechazó las responsabilidades de los uniformados al entender que las informaciones expuestas son sesgadas y no brindan un panorama equitativo de los hechos, según recogió la prensa local.

Los abogados de Manuel Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor del Ejército y hermano del fallecido presidente de Guatemala (1978-1982) Fernando Romeo Lucas García, alegaron que algunos de los hechos imputados a su representado ocurrieron antes de que este tomara posesión de su cargo.

Otro de los abogados defensores recordó que era el exdictador José Efraín Ríos Montt, acusado del delito de genocidio, quien dictaba las órdenes en la época en la que se cometieron los hechos, según señaló la prensa local.

En la jornada de hoy, la titular del Juzgado A de Mayor Riesgo de Guatemala, Claudette Domínguez, rechazó la documentación presentada por la Fiscalía sobre los planes secretos del Ejército del país bajo el mando de los 14 militares retirados.

El MP presentó el “Plan de Campaña Victoria 82” y el “Plan Firmeza 83” en los cuales se detallaba información confidencial sobre las operaciones del Ejército y las detenciones durante el conflicto armado interno (1960-1996) en Guatemala.

Uno de los abogados defensores presentó un recurso alegando que esta documentación incluía secretos militares que afectaban a la seguridad del Estado, una moción aceptada por la jueza que no tendrá en cuenta esta información en su resolución.

El juicio contra los 14 militares retirados, arrestados el pasado miércoles, continúo hoy después de que ayer dos testigos protegidos corroboraran las acusaciones de torturas y matanzas perpetradas durante el conflicto armado.

Los detenidos son el general retirado Manuel Benedicto Lucas García y los oficiales José Antonio Vásquez García, Carlos Augusto Garavito Morán, Raúl Dehesa Oliva, Gustavo Alonzo Rosales García, César Augusto Cabrera Mejía, Ismael Segura Abularach, Juan Ovalle Salazar y Pablo Roberto Saucedo Mérida.

Además, los militares retirados Byron Humberto Barrientos Díaz, César Augusto Ruiz Morales, Carlos Humberto Rodríguez López, Edgar Rolando Hernández y Luis Alberto Paredes Nájera.

Los 14 militares retirados, todos de edad avanzada, están acusados de los delitos de “lesa humanidad” y desaparición forzada, ya que supuestamente participaron de forma “sistemática” en crímenes y matanzas que se pueden considerar “crímenes de guerra”, así como en violaciones múltiples a mujeres y menores de edad, según la acusación.

Este caso, conocido como Creompaz debido a que las osamentas fueron localizadas en el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz (Creompaz), en la antigua Zona Militar 21 de Cobán, Alta Verapaz, ha vuelto a traer a la memoria de los guatemaltecos el drama vivido durante los 36 años de guerra.

En caso de que los militares sean ligados a proceso, la justicia daría a la fiscalía un período adicional de investigación para posteriormente decidir si celebrará un juicio. (1)EFE