Fiscalía mexicana acusa a exempleado de Pemex de robo de combustible

México, 8 feb (EFE).- Un exempleado de Petróleos Mexicanos (Pemex) que presuntamente permitió el saqueo de hidrocarburos de la empresa ha sido acusado por el delito de robo de combustibles, informó este viernes la Fiscalía General de la República.

“Este caso es un precedente muy importante en la lucha contra el ‘huachicoleo’ y contra la corrupción en las esferas directivas de Pemex”, apuntó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El “huachicoleo” se refiere a la extracción ilegal de combustible que se transporta por los ductos que corren por predios al aire libre.

Identificado como César Miguel “V”, el exfuncionario ha sido vinculado a proceso “por su probable responsabilidad en el delito de sustracción ilícita de hidrocarburo”, aunque un juez de control determinó que puede seguir el proceso en libertad.

El acusado, que era responsable del control de ductos de combustible de la empresa estatal mexicana, cubrió una fianza cuyo monto no fue determinado, entregó su pasaporte “y demostró lo que el juzgador le solicitó en garantía”, explicó.

La Fiscalía detalló que en diciembre pasado recibió de Pemex los datos y la forma en que este exfuncionario operaba uno de los oleoductos más importantes “y posiblemente permitió que se saqueara el combustible sin cortar el suministro correspondiente”.

Una vez celebrada la audiencia ante un juzgado del Reclusorio Preventivo Norte de la Ciudad de México, “el procedimiento se extenderá hacia otros posibles responsables”, añadió la entidad de justicia.

El pasado 21 de diciembre, el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, echó a andar una estrategia de combate al robo de hidrocarburos, tras denunciar que esta conducta delictiva le costaba al país unos 65.000 millones de pesos anuales (unos 3.412 millones de dólares).

La estrategia dio como resultado que el robo se redujera de 1.200 a menos de 200 camiones cisternas de combustible diarios, aunque el abasto de gasolina y diesel se redujo debido a que se cerraron temporalmente los oleoductos.

La acusación fue hecha pública después de que este 5 de febrero, la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) denunciara la existencia de una red de funcionarios mexicanos en gobiernos de 22 estados que usaba el combustible que les donaba Pemex para comercializarlo ilegalmente. EFE