miércoles, agosto 12, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Fiscalía paraguaya recurre sobreseimiento de caso de torturas de Stroessner

Fiscalía paraguaya recurre sobreseimiento de caso de torturas de Stroessner

Asunción, 5 jun (EFE).- La Fiscalía paraguaya presentó este miércoles una acción de inconstitucionalidad contra la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que sobreseyó la investigación de los delitos de tortura que presuntamente cometieron dos comisarios durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

A finales de mayo, los magistrados de la Corte Suprema decidieron dictar el sobreseimiento definitivo de Camilo Almada Morel, alias ‘Sapriza’, y Eusebio Torres Romero, supuestamente involucrados en casos de homicidio con fines políticos, torturas y privación ilegítima de libertad.

El alto Tribunal entendió que, aunque los delitos de lesa humanidad no son prescriptibles si son extinguibles puesto que apreció una “dejadez” de la Fiscalía a la hora de investigar el caso, sujeto además a un Código Penal anterior al actual.

En su escrito de este miércoles, el Ministerio Público rebatió esos argumentos y afirmó que era el Poder Judicial el que debía “impulsar la investigación”, ya que el proceso “se regía y se rige por las reglas del Código Procesal Penal de 1890”.

Añade que “todas las causas que se encuentran en Transición,

están regidas en el marco del Código anterior y no del actual”.

Además, indicó que “la decisión del Tribunal infringe gravemente la exigencia de fundamentación de las decisiones judiciales” porque “incurrió en un error de interpretación de las normas legales que rigen la materia relacionada a los hechos punibles de Lesa Humanidad”.

La Fiscalía considera inconstitucional la resolución de la CSJ porque la Constitución paraguaya de 1992 establece que el genocidio,

la tortura, la desaparición forzosa, el secuestro y el homicidio de personas por cuestiones políticas “son imprescriptibles”.

La causa fue iniciada en 1995 por Santiago Rolón, víctima del régimen paraguayo, y se alargó hasta 2007, cuando la defensa solicitó la extinción del proceso “por falta de reapertura del caso”, pero el pedido fue rechazado.

A partir de ese momento, el caso se fue dilatando sin avances hasta 2017, cuando llegó a la Cámara de Apelaciones.

Las víctimas de la dictadura, integradas en la Mesa de Memoria Histórica anunció tras conocer el dictamen del Tribunal que estudiarían elevar el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. EFE 

%d bloggers like this: