Fiscalía peruana denuncia por homicidio al asesino confeso de periodista

Lima, 17 abr (EFE).- La titular de la 45 Fiscalía Provincial Penal de Lima, Fanny Uribe, denunció hoy por homicidio simple, falsedad genérica y delito contra la fe pública a Wilfredo Zamora, de 27 años, por el asesinato del periodista José Yactayo, perpetrado en febrero último.

La fiscal pidió 9 meses de prisión preventiva contra Zamora, que cercenó y quemó el cadáver, y además denunció al empresario Aldo Cáceda Benvenuto (69) por el delito de encubrimiento real.

De acuerdo con la investigación fiscal, la muerte de Yactayo se habría producido tras el consumo de un fármaco conocido como Rivotril, el cual habría sido adquirido mediante una receta adulterada.

Tras el deceso, Zamora habría utilizado el chip del equipo móvil de la víctima con el propósito de hacer creer que aún continuaba con vida, mientras decidía qué hacer con el cadáver, según detalló un comunicado de la Fiscalía.

En tanto, Cáceda, que es propietario del departamento en que se produjo el homicidio, habría intentado proteger a Zamora de la acción de la justicia, acompañándolo a abandonar las partes del cuerpo y adquiriendo pasajes para que viaje a Panamá.

Sustentan la denuncia las declaraciones de Zamora, tras su captura, y la constatación de las mismas durante la reconstrucción del delito.

La fiscal Uribe incluyó los resultados de la ampliación de necropsia, las pericias practicadas a la computadora de Yactayo, y solicitó que se tome la declaración de Cáceda, quien reside en el extranjero.

El pasado miércoles, los restos de Yactayo fueron trasladados a la morgue central de Lima, para practicarle un examen toxicológico para averiguar si había consumido alcohol o alguna sustancia estupefaciente en los instantes previos a su muerte, como declaró Zamora, tras ser detenido.

Esos exámenes no fueron ordenados aparentemente por la Fiscalía cuando los restos fueron hallados, por lo que la familia de la víctima realizó su funeral una vez que la Policía identificó que estos pertenecían a Yactayo.

La recreación del crimen se hizo el martes pasado, cuando Zamora condujo a la Fiscalía y a la Policía por los distintos lugares de Lima que recorrió para deshacerse de las partes en las que había cercenado al periodista, hasta llegar a un desolado y agrícola paraje al norte de Lima donde quemó la maleta con su torso y brazos.

La Policía todavía tiene pendiente detener al empresario Aldo Cáceda, de 69 años y residente en Estados Unidos, propietario de la vivienda donde Zamora mató presuntamente a Yactayo, y con quien el principal sospechoso se reunió en Panamá pocos días después de que se encontraran los restos mortales.

Yactayo, de 55 años, desapareció el domingo 26 de febrero, cuando se le vio salir de su vivienda de Lima, y parte de su cuerpo fue encontrado dos días más tarde en una maleta calcinada, a 139 kilómetros al norte de la capital peruana.

Sin embargo, el cuerpo fue identificado hasta el jueves 2 de marzo, gracias a las huellas dactilares de su mano derecha, que se salvaron de las llamas, aparentemente por una lluvia nocturna y atípica que cayó en la zona y sofocó el fuego. EFE