Inicio > Noticias > Economía > Fitch Ratings baja calificación soberana de México a negativa desde estable

Fitch Ratings baja calificación soberana de México a negativa desde estable

México, 5 jun (EFE).- La calificadora Fitch Ratings revisó este miércoles a la baja la calificación soberana de México al pasar a negativa desde estable ante el mayor riesgo por la debilidad de las finanzas públicas y el deterioro del perfil crediticio de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

En un comunicado, la firma calificadora explicó que en su decisión de bajar de BBB+ a BBB la calificación soberana de México se debe también a la perspectiva de la economía se exacerba por la amenaza externa de tensiones comerciales, incertidumbre política interna y constantes restricciones fiscales.

Apuntó que los riesgos aumentan por la amenaza del presidente de Estados Unidos de imponerle aranceles a los productos mexicanos, con un inicial 5 % a partir del 10 de junio que se incrementará hasta el 25 % en los próximos meses.

El crecimiento de la economía mexicana está a la zaga del de Estados Unidos, a cuya economía está vinculada estrechamente, indicó Fitch Rating al señalar que si bien el crecimiento de México puede acelerarse en el segundo trimestre no será mayor de el 1 % en 2019.

La firma calificadora consideró, además, que el impacto del pasivo contingente de Pemex “pesa cada vez más” en el perfil de crédito soberano, como lo demuestra la calificación de BBB- desde BBB+ en enero pasado a la empresa petrolera.

El costo fiscal del apoyo a Pemex representa 0,2 % del producto interior bruto (PIB) y menores impuestos efectivos, lo que a juicio de la calificadora no es suficiente para dar una solución de largo plazo o evitar el deterioro del perfil crediticio de la petrolera.

Este día, la calificadora Moody’s cambió la perspectiva de México de estable a negativa al estimar que el país tendrá en el 2019 un “año difícil”, en el que se espera que su crecimiento se desacelere al 1,5 % desde el 2 % de 2018.

Moody’s cambió la perspectiva de México de estable a negativa de las calificaciones A3 y subrayó que el grado de predictibilidad y efectividad de las políticas económicas “se ha debilitado”.

La calificadora apuntó que los mensajes encontrados y anuncios de políticas inesperadas que luego se revierten “introducen incertidumbre y disminuyen la posibilidad de poder predecir las políticas” y afectan el sentir de inversionistas y las perspectivas de crecimiento.

En el 2018, se esperaba que la economía mexicana creciera a más de 2 % en 2019 y alrededor de 3 % a partir de 2020, pero ahora se prevé que la desaceleración de la actividad económica se extienda a 2020 y que el crecimiento se ubique alrededor del 1,8 %, indicó Moody’s. EFE.

%d bloggers like this: