domingo, noviembre 28, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Fracasa intento de consensuar bases para las elecciones libias de diciembre

Fracasa intento de consensuar bases para las elecciones libias de diciembre

Ginebra, 2 jul (EFE).- El Foro de Diálogo Político Libio, formado por 75 delegados, finalizó hoy cinco días de negociaciones en Ginebra sin lograr una solución consensuada para dar un fundamento constitucional a las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas en ese país para el 24 de diciembre.

El diálogo se llevó a cabo en un ambiente tenso, en el que algunos delegados “amenazaron con marcharse y boicotear el proceso”, reconoció hoy, al término de las reuniones, el coordinador asistente de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia, Raisedon Zenenga, encargado de mediar en el diálogo.

Zenenga, que compareció en lugar del jefe de misión Jan Kubis debido a que éste ha dado positivo por COVID-19, subrayó que la imposibilidad de alcanzar un consenso tras cinco días de reuniones “decepcionará al pueblo de Libia, que aún aspira a poder ejercer sus derechos democráticos” a finales de año.

La fórmula legislativa propuesta inicialmente, a la que ya antes de la reunión había mostrado oposición el Parlamento libio (enfrentado en la guerra civil al Gobierno de Trípoli) fue rechazada por algunos de los delegados, que propusieron fórmulas alternativas en el encuentro de Ginebra.

“Otras tres propuestas emergieron, algunas consistentes con la hoja de ruta pero otras no”, señaló Zenenga, quien explicó que tras los intentos fallidos de acuerdo el foro cerró la reunión considerando que “necesita más tiempo para lograr un consenso”.

La falta de acuerdo, pese a que incluso se dio un día extra de deliberaciones, podría dañar “a la credibilidad y la relevancia futura del Foro de Diálogo Político Libio”, advirtió el coordinador asistente, quien pese a ello expresó la voluntad de la misión de la ONU de seguir ayudando en la mediación de las negociaciones.

Libia es un Estado fallido, donde la vida transcurre en medio del caos y de una guerra civil, aunque ésta ha remitido algo en los últimos meses gracias a una tregua acordada en octubre de 2020 y a la que por ahora se atienen las distintas facciones armadas.

El Gobierno de Acuerdo Nacional se instaló en Trípoli en 2016 con apoyo de la ONU y recibió el apoyo militar del Ejército turco y de soldados de fortuna sirios enviados desde Ankara.

En el bando contrario, el mariscal Jalifa Hafter, líder militar y tutor del antiguo Gobierno no reconocido en el este del país (encabezado por el Parlamento de Tobruk), incorporó a sus filas a miles de mercenarios rusos, sudaneses, chadianos y árabes, que todavía están en Libia.

Su salida del país es uno de los puntos que se consideran cruciales para que las elecciones se puedan celebrar sin miedo a que influya de una otra manera en el voto. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: