Francia acogerá a 20 inmigrantes del Open Arms atracado en el sur de España

Vozpópuli

París, 9 ago (EFE).- Francia acogerá a unos 20 inmigrantes de los 87 que viajaban en el buque de rescate Open Arms que atracó hoy en el puerto de Algeciras (sur de España), confirmaron a Efe fuentes del Palacio del Elíseo.

La actuación del Gobierno francés responde a un espíritu de “solidaridad europea, dada la situación que vive España, confrontada con una llegada importante de inmigrantes, y en concordancia con las conclusiones del Consejo Europeo de junio”, precisó la fuente.

Una delegación de la Ofpra (Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas) se desplazará a España “lo más rápido posible” para proceder a la identificación de refugiados.

El gesto se repite dos meses después del desembarco del Aquarius, -otro navío gestionado por las organizaciones SOS Mediterráneo y Médicos Sin Fronteras- en el puerto de Valencia (este), cuando Francia envió a trabajadores de la oficina que gestiona las demandas de asilo y recibió a 78 refugiados en su territorio.

El Elíseo detalló que ha hecho lo mismo en el caso del Lifeline, en Malta, del que recibió a 52 de sus pasajeros el pasado 5 de julio, así como de otros barcos atracados en Sicilia.

Estas acciones de acogida suceden por la nueva postura antiinmigración del Gobierno italiano, de coalición entre la ultraderechista Liga y el populista Movimiento Cinco Estrellas.

Este Ejecutivo ha negado a los buques de oenegés que rescatan a migrantes en el Mediterráneo que desembarquen en puertos italianos, como hacían antes.

Del buque que atracó hoy en Algeciras (Cádiz) con 87 inmigrantes rescatados hace una semana frente a Libia -12 de ellos menores no acompañados-, la ONG Proactiva Open Arms, gestora del barco, aseguró que muchos provienen del “infierno de Darfour”, una región del oeste de Sudán inmersa en una guerra civil desde hace 15 años.

El Parlamento francés acaba de aprobar un proyecto de ley para controlar la inmigración que busca acelerar el tratamiento de las demandas de asilo, mejorar las condiciones de acogida, pero también reforzar la lucha contra la inmigración irregular.

El Gobierno se muestra así dispuesto a acoger a refugiados, aunque no a inmigrantes económicos, y propone devolver a sus países de origen a quienes no cumplan los requisitos para obtener el asilo. EFE