Franco González Rosales fue bautizado por las aguas del Jordán

Fue en días pasados que las aguas de la pila bautismal del Templo de Santa Ana y la Sagrada Familia cayeron sobre la cabeza del pequeñito Franco González Rosales, quien llegó en brazos de sus amorosos papitos los señores Denise Rosales y Yair González, quienes lo llevaron para que recibiera ante Dios el Sacramento del Bautismo.

Sus padrinos atendieron la confianza y el compromiso que pusieron sus padres en sus ahora padrinos, Denise González e Iraham Álvarez, quienes en conjunto lo guiarán en su camino por la vida como lo ordena la Iglesia Católica.

Durante la misa el sacerdote celebrante explicó que la vestidura blanca significa la limpieza del alma de Jesús Santiago, ahora que ya ha sido bautizado, por ello recomendó a los padrinos que conserven sin mancha el alma del pequeño, con sus ejemplos y consejos, no basta recibir el Bautismo sino que él tenga constantemente la presencia de la doctrina cristiana.

Después de la misa, la familia González Rosales se trasladó a un conocido salón social de la ciudad, donde fueron acompañados por familiares y amigos cercanos, para disfrutar de este festín en honor del nuevo hijo de Dios.

Así como de un riquísimo bufete de comida tradicional mexicana, además de bebidas refrescantes y bellos detalles para recordar esta inolvidable fecha en donde todos los presentes pasaron una tarde muy amena.

Entre los invitados anotamos a sus abuelitos, tíos y primitos quienes le desearon lo mejor  en este día tan especial para Franco.

La celebración se vivió en medio de interesantes charlas y de mucha diversión en donde el nuevo católico estuvo rodeado de innumerables apapachos y bendiciones, pasándola de lo mejor de principio a fin además de que se hizo acreedor a  bonitos obsequios.

No cabe duda que  su bonita familia e invitados disfrutaron de este extraordinario día de celebración, el cual  tuvo como único fin  que el pequeño  Franco ingresara a la familia católica.

¡Enhorabuena!