Fue dotado de la gracia bautismal el pequeño Rubén Eduardo Velasco Sosa

b1-min

Rubén Eduardo Velasco Sosa, fue nombrado “Hijo de Dios”.

Rubén Eduardo Velasco Sosa ya es miembro de la familia católica, ya que fue presentado ante la pila bautismal de acogedor Templo de María Auxiliadora en donde fue rociado con las aguas benditas del Jordán y ungido por los aceites santos.

El nuevo católico es hijo de la  pareja de esposos formada por Jesús Rubén Velasco Tiburcio y Martha Laura Sosa Garza, quienes cumplieron con este compromiso de presentar a su hijo al bautismo como lo manda la Iglesia Católica y seguir así manteniendo la tradición religiosa de la familia.

b2-min

Junto al nuevo católico sus papás Jesús Rubén Velasco Tiburcio y Martha Laura Sosa Garza y por sus dichosos padrinos quienes no dejaron de llenar de buenos deseos y bendiciones al pequeño.

Durante la misa el pequeño estuvo acompañado por sus dichosos  padrinos quienes a partir de ese momento tienen el deber y la responsabilidad moral de cuidar, proteger y guiar a lo largo de su existencia a su  pequeño ahijado.

Entre los presentes que se dieron cita a este acto de fe su hermana Adita Velasco Sosa, y sus consentidores abuelitos los señores Tere Tiburcio Trejo y Rubén Velasco Murguía, quienes escucharon de manera atenta cuando el sacerdote celebrante los exhortó a encaminar al pequeño por el  buen camino.

Después de que el pequeño Rubén Eduardo fue nombrado  nuevo hijo amado de Dios Padre, sus padres ofrecieron espléndida recepción en su honor en donde un hermoso montaje ya esperaba.

Dicho evento se enmarcó en un conocido salón de fiestas de la ciudad hasta donde se dieron cita familiares y amigos para pasar una buena tarde la cual estuvo llena de color, algarabía y bullicio.

Posteriormente  se sirvió un exquisito banquete el cual se hizo acompañar de una rica variedad de postres y de algunas refrescantes bebidas las cuales fueron seleccionadas especialmente para este divertido festejo.

El nuevo católico estuvo rodeado de apapachos y bendiciones, quien junto a sus padres y hermana mayor la pasó de lo mejor además de que  se hizo acreedor a fabulosos obsequios.

Sin duda fue un día lleno de congratulaciones y bendiciones para el pequeño el cual quedará para siempre en su memoria.

b3-min

Junto a Rubén Eduardo su hermana mayor Adita Velasco Sosa.

¡Enhorabuena por este importante hecho de vida!