Fuero del prófugo gobernador de Veracruz no impide su detención, dice juez

Foto: expansion.mx

Foto: expansion.mx

México, 24 nov (EFE).- Un tribunal mexicano admitió a trámite un amparo promovido por Javier Duarte de Ochoa, gobernador con licencia del estado de Veracruz, contra “actos privativos de su libertad”, lo que no impediría que se ejecute una orden de aprehensión en su contra.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF), que administra el Poder Judicial, indicó en un comunicado que en su demanda de amparo, Duarte argumenta que no puede ser detenido debido al fuero constitucional del que goza por ser gobernador de su estado.

El gobernador añade que “si bien gozaba de licencia para desempeñar el cargo, al haber presentado el escrito de cancelación de la licencia ante el Congreso de su estado, goza de la inmunidad que le confiere el cargo hasta en tanto no sea agotado el procedimiento de declaración de procedencia (desafuero)”.

Al admitir a trámite la demanda, el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México consideró que el artículo 111 de la Constitución relativo al fuero debe ser interpretado “de tal modo que impida constituirse materialmente en una amnistía”.

Por ello, dijo, “la orden privativa de la libertad que se reclama puede ser ejecutada”.

Además, precisó “que el quejoso no informó dentro de su demanda de amparo los delitos por los que presume existe orden de aprehensión en su contra”.

Javier Duarte pidió licencia al Congreso de Veracruz el pasado 12 de octubre, 48 días antes del fin de su mandato, según dijo para enfrentar acusaciones de corrupción en su contra, pero unos días después desapareció al conocer la existencia de una orden de captura por lavado de dinero y delincuencia organizada.

El 14 de noviembre, Duarte presentó ante el Congreso de Veracruz una carta a través de un sujeto que fue identificado por los medios como un familiar de su esposa.

En la misiva afirmaba que decidió dejar sin efecto su licencia y que enfrentará las acciones judiciales en su contra al término de su mandato (2010-2016), el próximo 30 de noviembre.

Duarte, expulsado a fines de octubre por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto, deja un estado en quiebra financiera y sumido en una crisis social debido a la falta de pago de salarios a diversos sectores.

Miguel Ángel Yunes Linares, abanderado del Partido Acción nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), obtuvo el triunfo en las elecciones para gobernador el pasado 5 de junio, poniendo fin al monopolio del poder que ejercía el PRI desde hacía 86 años en el estado. EFE