jueves, septiembre 23, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Fuerzas del Gobierno de Trípoli arrestan a un miembro del AQMI en Libia

Fuerzas del Gobierno de Trípoli arrestan a un miembro del AQMI en Libia

Trípoli, 30 may (EFE).- El Ministerio del Interior dependiente del Gobierno sostenido por la ONU en Trípoli anunció hoy la detención de un líder de la Organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), identificado como Ali al Tahar Mohammed al Badri, alias “Abu Yandal”.

En un comunicado, la fuente que no ofreció más detalles sobre el lugar donde fue arrestado el presunto yihadista precisó que Abu Yandal fue interpelado el pasado 21 de mayo por los servicios de lucha contra el terrorismo Al Radaa (Disuasión).

“Abu Yandal” que se unió al grupo terrorista en el año de en 1989, fue sentenciado a cadena perpetua acusado de proporcionar apoyo logístico a la organización terrorista, y fue liberado posteriormente en 2011.

El anuncio de este arresto se produjo un día después de que fuerzas leales al citado Ejecutivo de Trípoli confirmaran ayer la presencia de miembros de la organización yihadista Estado Islámico (EI) en el sur la ciudad costera de Sirte, el que fuera su bastión hasta finales de 2016.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los distintos grupos rebeldes sobre la larga tiranía de Muamar el Gadafi.

En la actualidad tiene dos gobiernos, uno sostenido por la ONU en Trípoli que apenas tiene autoridad territorial y otro establecido en la ciudad oriental de Tobruk bajo la tutela del mariscal, Jalifa Hafter, hombre fuerte del país.

De la situación se benefician numerosas milicias y mafias dedicadas al contrabando de armas, gasolina y personas que se han convertido en el verdadero motor económico de un Estado que solo produce petróleo.

El 4 de abril, Hafter lanzó una operación militar con el objetivo de hacerse con el control de Trípoli, lo que le haría dominar todo el país, a excepción de la ciudad-estado de Misrata, tras años de división política y guerra civil. EFE

A %d blogueros les gusta esto: