Fuerzas gubernamentales amenazan servicios médicos en ciudad yemení, según AI

El Cairo, 23 nov (EFE).- Milicias progubernamentales en la ciudad yemení de Taiz (suroeste) están acosando e intimidando a los trabajadores sanitarios, y ponen en peligro la vida de los civiles desplegando a combatientes y situando sus posiciones militares cerca de los centros médicos, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).


Investigadores de la ONG visitaron la localidad a principios de mes y entrevistaron a 15 médicos y otros empleados sanitarios, los cuales denunciaron que las fuerzas que luchan contra los rebeldes hutíes les han acosado de forma regular, los han detenido y les han amenazado con matarles en los pasados seis meses.

“Hay evidencias que apuntan que las fuerzas anti-hutíes han estado desarrollando una campaña de miedo e intimidación contra los profesionales médicos en Taiz”, aseguró en un comunicado Philip Luther, investigador de AI en Oriente Medio y el Norte de África.

“No hay excusas para acosar al personal médico o evitar que los doctores lleven a cabo su trabajo para salvar vidas”, añadió.

La ONG documentó al menos tres casos en los que hospitales fueron cerrados por las amenazas en contra del personal de los mismos. El pasado 21 de noviembre, los milicianos de la Resistencia Popular irrumpieron y clausuraron el principal centro médico de Taiz, después de que tres rebeldes fueran atendidos en la unidad de emergencias del hospital Al Zaura.

Asimismo, varios médicos dijeron a AI que el vacío de poder que existe en Taiz hace que estén expuestos a mayores amenazas por parte de las fuerzas progubernamentales, que están intentando hacerse con el control de los hospitales de la ciudad.

Además, el personal de Al Zaura denunció a la ONG que los milicianos han establecido posiciones defensivas e, incluso, han aparcado tanques en las inmediaciones del hospital, ignorando las peticiones de su dirección y de las autoridades de no hacerlo.

AI destacó en su nota que esto pone en peligro las instalaciones sanitarias, sus trabajadores y los pacientes, que pueden ser atacados por los rebeldes hutíes.

El pasado 28 de septiembre, un cohete de mortero lanzado por los rebeldes impactó en Al Zaura, lo cual causó daños en sus paneles solares, contenedores y tubos de agua, y llevó a que se suspendieran temporalmente las operaciones quirúrgicas.

La ciudad de Taiz es una de las más castigadas por el conflicto en el Yemen y está asediada por los rebeldes hutíes, que la rodean, mientras que las fuerzas del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi controlan el núcleo urbano. EFE