Fuerzas sirias y rebeldes se atacan en zona desmilitarizada en Hama

El Cairo, 13 oct (EFE).- Las fuerzas gubernamentales sirias y las facciones insurgentes se atacaron hoy mutuamente en la zona desmilitarizada acordada entre Rusia y Turquía en la provincia siria de Hama, en el centro del país, a dos días de su implementación, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG registró “violaciones por parte de las fuerzas del régimen” sirio al “acuerdo de tregua turco-ruso porque tuvieron como objetivo zonas desmilitarizadas en el área de Sahl al Gab”, ubicado en el noroeste de Hama.

Las fuerzas sirias realizaron “bombardeos consecutivos” concretamente en las zonas de Al Mansura, Tal Uasat, Al Qahira, Al Ziyara, Al Ziadiya y Zaizun, lo que causó heridas a un niño en este último lugar, todas emplazadas en la zona desmilitarizada, dijo la fuente.

Por otro lado, las facciones insurgentes, sin especificar cuáles, tuvieron como objetivo posiciones de las fuerzas del régimen sirio en las zonas de Al Bahsa y Al Mashariaa, situadas en Sahl Gab, añadió la ONG, cuya sede se encuentra en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno.

Las tropas gubernamentales se encuentran concentradas en la zona desmilitarizada y no han retirado todavía las armas pesadas, sino que aún se encuentran apostadas en ese terreno con las garantías de las fuerzas rusas para tener como objetivo las zonas dominadas por los insurgentes, afirmó el Observatorio.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, acordaron en la ciudad rusa de Sochi la creación de una franja de entre 15 y 20 kilómetros de ancho, que abarca las provincias de Hama, Idlib, Alepo y Latakia, para dividir las posiciones de tropas sirias y oposición armada respaldada por Turquía, y será patrullada por policías militares de los dos países.

Tal y como anunciaron ambos mandatarios, los rebeldes debían retirar el armamento pesado, tanques y sistemas de artillería antes del 10 de octubre, mientras que la zona desmilitarizada quedará constituida el próximo día 15.

El acuerdo ruso-turco evitó lo que parecía una inminente e inevitable ofensiva gubernamental sobre Idlib para recuperar el control de la misma, pero los temores de los civiles han resurgido después de la retirada del armamento pesado por parte de las facciones.

Los grupos yihadistas, tal y como apuntó el Observatorio, todavía no se han retirado de la zona desmilitarizada a 48 horas de cumplirse el plazo del acuerdo, que lo estipula.

Ayer, cuatro ONG alertaron de las “graves consecuencias para millones de civiles” en caso de que el acuerdo alcanzado fracasa y no reduce la violencia en la región. EFE