Futuro Gobierno de México define prioridades con Canadá, con acento en TLCAN

Juan Manuel Ramírez G.

México, 25 jul (EFE).- El futuro Gobierno de México, que encabezará el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, estableció hoy una agenda de prioridades con el Gobierno de Canadá, con un especial acento en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El futuro canciller Marcelo Ebrard se reunió con la ministra de Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, y encabezó el grupo de futuros altos funcionarios de la Administración de López Obrador.

“Fue una reunión exitosa, desde luego el TLCAN es muy importante pero hay otros temas igual de importantes en la relación con Canadá y por la afinidad que se tiene en posturas, ideas y principios esperamos que la relación (entre ambos países) crezca mucho”, dijo Ebrard en conferencia de prensa tras la reunión.

Ebrard destacó que el primer tema que revisaron y que tiene que ver con el comercio fue la reanudación de la renegociación del TLCAN, este jueves en Washington.

“Como dijo López Obrador, pensamos que el TLCAN debe permanecer como un tratado trilateral, debe ser modernizado y no pensamos que tenga una naturaleza distinta”, apuntó.

Ebrard leyó el martes una carta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enviada a López Obrador en la que apoya una renegociación del tratado, pero condicionada.

Trump dijo que la firma del TLCAN se daría solo si pueden “hacerlo rápido” porque de otra manera, él tendría que elegir “un camino muy distinto al presente”.

En la reunión con Freeland, el futuro canciller mexicano contó que, entre otros temas, se habló de proyectos de inversión y desarrollo en México, migración, innovación y de homologar legislaciones laborales.

Los proyectos del tren para la zona maya y el impulso al Istmo de Tehuantepec fueron señalados como oportunidades en las que Canadá podría participar.

“Esperaríamos tener un aumento significativo de inversión y una mayor participación de Canadá en el desarrollo económico de México”, apuntó Ebrard y confió en que a partir de diciembre, cuando comience la administración de López Obrador, “se convierta en realidad”.

La reunión entre representantes del próximo Gobierno mexicano y ministros canadienses se dio prácticamente dos semanas después de que recibieron, también en Ciudad de México, al secretario de Estado norteamericano, Michael Pompeo.

Horas antes, Freeland visitó al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y coincidieron en la necesidad de que la renegociación del TLCAN “concluya a corto plazo”, en una especie de sintonía con la visión de Trump.

Peña Nieto recibió a la canciller canadiense en la residencia presidencial de Los Pinos, donde le comunicó su intención de “promover un diálogo de alto nivel en temas de interés común” hasta que concluya su mandato el 30 de noviembre.

A la reunión con Peña Nieto también asistieron el ministro canadiense para la Diversificación del Comercio Internacional, James Carr, y el de Finanzas, William Morneau, quienes previamente se reunieron con sus homólogos mexicanos.

Por la mañana, Freeland se reunió con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, y el de Economía, Ildefonso Guajardo, a quienes reafirmó que la renegociación del TLCAN debe tener un resultado “trilateral”, frente a las presiones de Washington para dividir el convenio en pactos bilaterales.

“Hemos mantenido una conversación bilateral entre México y Canadá como mañana mantendremos un encuentro bilateral con Estados Unidos, pero el proceso conserva su esencia y naturaleza trilateral”, sostuvo Videgaray.

Freeland admitió que la renegociación del TLCAN ha tenido “momentos dramáticos”, aunque sostuvo que “Canadá va a defender el concepto de que sea un acuerdo trilateral” porque el tratado “ha beneficiado a los tres países”.

Y a pesar de que los equipos de los tres países mantienen encuentros bilaterales, Guajardo sostuvo que es solo “un método de negociación” pero que “la esencia de este acuerdo es trilateral y seguirá siendo trilateral”.

Los tres altos funcionarios expusieron su voluntad de poder cerrar la renegociación del TLCAN antes de las elecciones de medio mandato del Congreso estadounidense que tendrán lugar en noviembre. EFE