G20 de ciencias presenta recomendaciones para la sostenibilidad alimentaria

Buenos Aires, 25 jul (EFE).- La cumbre del grupo de afinidad de ciencia del G20 concluyó hoy en la ciudad argentina de Rosario (al noroeste de Buenos Aires) con una serie de recomendaciones para alcanzar un futuro alimentario sostenible centradas en los suelos agrícolas.

El llamado S20 (Science20), que agrupa a las academias de ciencias de los miembros del G20, tras un encuentro de más de 200 científicos, emitió su dictamen con tres ejes: la buena gobernanza de suelos, promover el conocimiento sobre los mismos a través del monitoreo y la creación de más programas internacionales de cooperación científica que se concentren en los suelos.

En el acto de cierre, el presidente del S20 y de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Ancefn) declaró que “los suelos, el agua y la energía son recursos esenciales para asegurar la seguridad alimentaria en el mundo. Las presiones humanas sobre los suelos están alcanzando límites críticos”, según informó la presidencia argentina del G20 en un comunicado.

Las prioridades del S20, que se creó el año pasado bajo el liderazgo alemán del G20, son la seguridad alimentaria y nutricional y el manejo sostenible de los suelos.

En ese marco, sus líneas de actuación se basan en tres secciones: la primera de ellas, la promoción de la buena gobernanza, propone limitar el crecimiento urbano, idear estrategias que se adapten al cambio climático, evaluar programas de restauración, utilizar la ciencia como base para legislar, promover la concienciación en el tema y educar a los agricultores.

Asimismo, el S20 apunta a promover el conocimiento sobre suelos, para lo cual es necesario mejorar su monitoreo; y sugiere la creación de más programas internacionales de cooperación científica que se concentren en el manejo sustentable de los suelos, con especial énfasis en la generación de oportunidades para profesionales y científicos de países menos desarrollados.

En la clausura del encuentro, el director del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario y copresidente del S20, Alejandro Vila, aseguró que “la ciencia puede hacer una diferencia. Tenemos que reivindicar el rol de la ciencia como parte de la cultura contemporánea. La ciencia no es solo lectora, sino también constructora de la realidad”.

También estuvo presente el ministro argentino de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, quien recibió el documento oficial de conclusiones, así como los resultados de una investigación sobre seguridad alimentaria y nutricional de la InterAcademy Partnership, organización que representa a 120 academias de todo el mundo, para consideración de los líderes mundiales del G20.

Bajo la presidencia anual argentina del grupo internacional, el S20 está encabezado por la Ancefn y el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario. EFE