General Electric perdió 5.439 millones en 2019, frente a los 22.802 de 2018

Nueva York, 29 ene (EFE).- El grupo General Electric (GE) informó este miércoles que tuvo unas pérdidas de 5.439 millones de dólares en 2019, un 76 % inferiores respecto a las del año anterior, cuando perdió 22.820 millones, una mejoría certificada en el último trimestre que le ha llevado este miércoles a subir un 10 % en la Bolsa de Nueva York.

El conglomerado, con más de un siglo de historia y que sigue reestructurando su negocio, tuvo el año pasado unas pérdidas por acción 0,62 dólares, muy por debajo de los 2,66 dólares negativos del ejercicio previo.

La facturación anual de la compañía radicada en Boston ascendió a 95.214 millones de dólares, cifra un 2 % inferior a lo ingresado en 2018, cuando fue de 97.012 millones.

En cuanto al cuarto trimestre, al que más prestaba atención Wall Street, GE tuvo un beneficio neto de 538 millones de dólares (0,06 dólares), un 6 % menos que en ese periodo de 2018, cuando ganó 574 millones (0,07 dólares).

Los ingresos entre octubre y diciembre descendieron un 5 %, hasta los 25.718 millones de dólares.

Pese a las dificultades, los resultados fueron mejores de lo temido por los inversores en Wall Street, que auparon el valor en bolsa de General Electric hasta un 10,32 %.

“El cuarto trimestre marcó un fuerte cierre del año para GE. Cumplimos o excedimos nuestros objetivos financieros para todo el año y estamos en una trayectoria positiva para 2020”, dijo en un comunicado el presidente y CEO de General Electric, Larry Culp.

Si bien los resultados trimestrales de la compañía fueron mejores de lo previsto, el pronóstico de ganancias para 2020 de GE fue inferior a lo que esperaban los analistas encuestados por FactSet.

GE dijo que espera ver ganancias de 50 a 60 centavos por acción el próximo año, por debajo de los 67 centavos que buscaban los analistas de acciones.

El pronóstico de GE para el flujo de caja libre industrial el próximo año también fue más alto de lo esperado. GE espera que se doble a 4.000 millones en 2020, notablemente por encima de los 1.200 millones esperados por los analistas. EFE