Gente de naranja y de la alianza van al congreso a exigir no exagerar en la sanción

Grueso contingente de activistas naranjas y de la Alianza de Camioneros se han concentrado en los arcos del Congreso del Estado para presionar a los diputados y que la sanción que impongan a José Ramón Enríquez no sea tan enérgica.

NARANJAS y alianceros.

Las comisiones correspondientes habrían iniciado hace unos minutos especial sesión para concluir el dictamen sobre la sanción que impondrá la Legislatura al candidato del Movimiento Naranja.

Casi al mismo tiempo, empezaron a llegar activistas vestidos de naranja, simpatizantes de Enriquez, y gente con chalcos de la Alianza para pedir a grito abierto que no vayan a imponer una sanción tan extremosa.  El otro día, en el mismo lugar, el senador Juan Quiñones pidió a grito abierto que no vayan a ser exagerados los legisladores.

La sanción a Enriquez, para entendernos mejor, será consecuencia de un mandato emitido por la Sala Superior del Tribunal Electoral de la Federación.  Hay quien piensa que es una decisión local y hasta dice que es orden del gobernador, pero la realidad es que es un mandato del TRIFE que ha de cumplirse, porque de no cumplirse, los diputados en pleno, o todos, pueden ir a la cárcel.

NO EXAGERAR, piden.

Y, la misma orden del TRIFE señala el día 16 de mayo como plazo máximo para la definición de la sanción, de modo que los diputados tienen hasta mañana para sancionarlo por haber dispuesto de recursos públicos para su promoción personal.

En estos momentos, los diputados estarían difiniendo el rumbo de la sanción y mañana a las 11:00 horas habrán de hacerla pública, y…la conclusión de la Sala Superior del TRIFE es inatacable.  No hay ninguna acción que pueda evitarla, sea cual sea.

Y SE Hizo el acarreo naranja.

Mientras, se informa que siguen llegando autobuses con gente vestida de naranja, así como los de chaleco de la Alianza al crucero de 5 de Febrero y Zaragoza, y que de un momento a otro llega el candidato.