Georgia exige a Rusia deje instalar alambradas en frontera con Osetia del Sur

Tiflis, 14 ago (EFE).- La Cancillería georgiana exigió hoy a Rusia que detenga la instalación de alambradas en la línea de separación con la república separatista de Osetia del Sur, que rompió lazos con Tiflis en la guerra ruso-georgiana de 2008.

“Llamamos a Rusia a detener las acciones ilegales contra Georgia”, expresó la Cancillería después de que se instalase un cercado en las cercanías de la localidad de Gugutiantkari, en la frontera entre Georgia y Osetia del Sur.

La nota calificó de “indignante” el proceso de instalación de alambradas por “las fuerzas de ocupación rusas”.

Georgia estima que este tipo de medidas pone en una situación más precaria a la población local y afecta la seguridad en esa región, cuya independencia fue reconocida por el Kremlin.

“Las autoridades georgianas trabajan a fondo con la comunidad internacional, incluida la misión observadora de la Unión Europea (UE), para que se tomen medidas efectivas para detener este proceso ilegal de demarcación de fronteras”, añadió el ministerio de Asuntos Exteriores.

Según Tiflís, estas acciones de Rusia violan el acuerdo de cese al fuego alcanzado el 12 de agosto de 2008.

La ministra de Reconciliación de Georgia, Ketevan Tsikhelashvili, declaró a Efe que este proceso de instalación de alambradas es “una continuación totalmente inaceptable de la política de ocupación de Georgia llevada a cabo por Rusia”.

“Haremos todo lo que podamos para proteger a las personas que viven junto a la línea de ocupación. Rusia tiende alambre de púas en el mismo corazón de nuestro país. Rusia quiere frustrar nuestra política de solución pacífica de los conflictos”, señaló.

Osetia del Sur, con unos 53.000 habitantes, es reconocida además por Venezuela, Nicaragua, Siria y Nauru. EFE