Geraint Thomas apuesta por la constancia

Nimes (Francia), 22 jul (EFE).- Mientras otros corredores tienen altibajos, el británico Geraint Thomas, jefe de filas del Ineos, apuesta por la regularidad para renovar el título logrado por vez primera el año pasado en el Tour de Francia y, a falta de una semana para el final, confía en sus opciones.

Durante la segunda jornada de reposo, en Nimes, el líder del Ineos y su equipo aseguraron que mantienen la baza de los dos hombres fuertes, el británico, segundo de la general a 1.35 del líder, el francés Julien Alaphilippe, y el colombiano Egan Bernal, 27 segundos más lejos.

“Nos acercamos a París y tenemos que mantener esta cooperación el máximo tiempo posible para que el equipo gane el maillot amarillo. Tenemos que decirnos cómo nos sentimos para entender y meter miedo a los otros al ver que somos dos”, resumió Thomas.

El ganador del Tour del año pasado indicó que se encuentran “en una fantástica situación” y recordó que en 2018, cuando todos le auguraban una caída en la tercera semana, supo controlar y que acabó ganando en París.

Thomas reconoció que en la subida a Prat d’Albis, última cima pirenaica, no se sintió bien en el inicio, por lo que tuvo que dejar escapar al francés Thibaut Pinot, pero que posteriormente recuperó su mejor forma, pero no pudo tirar porque su compañero Bernal estaba por delante.

“Lo importante es que me sentí bien y con fuerte al final. Tenía energía. Ahora, miro con confianza a los Alpes”, comentó.

Thomas comentó que Alaphilippe sigue siendo el rival más peligroso, porque pese al tiempo que perdió ayer, domingo, ahora tiene unos días para recuperarse antes de que vuelva la montaña.

“También ha que pensar en Pinot, que escala muy bien”, señaló el británico.

“Pero lo importante es la constancia. Hay que ser fuerte durante tres semanas en una gran vuelta. Es la única forma de superar los días malos. Es un Tour muy emocionante”, señaló. EFE