Ghannouchi liderará las listas de Ennahda en las legislativas de octubre

Túnez, 20 jul (EFE).- El líder del partido islamista conservador “Ennahda”, Rachid Ghannouchi, encabezará la lista a las elecciones legislativas del próximo octubre por la circunscripción de Túnez capital, informó hoy el propio movimiento.

En declaraciones a la radio local “Mosaïque FM”, el portavoz de la formación, Imed Khemiri precisó que “la oficina ejecutiva de Ennahdha validó las listas de candidatos propuestos tras los cambios de Ghannouchi”.

La noticia se conoce en plena polémica por la aprobación de las controvertidas enmiendas de la ley electoral, que impedirán a varios candidatos presentarse a las elecciones presidenciales, previstas un mes después.

Hoy mismo, el secretario general del partido gobernante “Nidaa Tunis” (la llamada de Túnez), Hafedh Caid Essebsi, aseguró que su padre y presidente del país, Béji Caïd Essebsi, no ratificará las enmiendas.

En declaraciones a la cadena privada “El Hiwar Ettounsi”, el responsable aseguró que su progenitor “no ha cedido a ninguna presión ni influencia” y que existen “líneas rojas que no se deben traspasar”.

“Esta ley tendrá un impacto negativo en el proceso democrático porque es un proyecto de exclusión y constituye un paso atrás”, subrayó Hafed antes de añadir que “el mismo Essebsi hubiera sido víctima de la ley de exclusión (cuando ganó) en 2014”.

El plazo límite para la firma de las enmiendas expiró el pasado miércoles, un hecho inaudito que divide a los juristas y que ha sido calificado de “violación” a la constitución

El presidente, que según su hijo se explicará en las próximas horas, tiene que pronunciarse al respecto antes del 22 de julio, fecha para la apertura de candidaturas a los comicios legislativos previstos el 6 de octubre.

La posible aparición de Essebsi, de 92 años, despierta gran expectación, ya que el mandatario solo se ha presentado en público en unas imágenes grabadas una vez desde que hace más de dos semanas sufriera un grave problema de salud.

El pasado 18 de junio el Parlamento tunecino aprobó en un segundo intento un conjunto de enmiendas a la Ley Electoral que, entre otras medidas, excluirían a destacados aspirantes que al parecer encabezan las últimas encuestas sobre intención de voto.

La norma favorece, además, la reincorporación de los antiguos miembros del RCD, el disuelto partido del dictador Zinedin el Abedin Ben Alí, derrocado en 2011, que podrán acceder a la dirección de los colegios electorales.

Dos semanas más tarde la Instancia Provisional de Control de la Constitucionalidad de Proyectos de Ley (IPCCPL) rechazó el recurso de inconstitucionalidad presentado por 51 diputados contra dichas enmiendas “en su fondo pero no en su forma”, sin dar más detalles.

El IPCCPL actúa en ausencia del Tribunal Constitucional, pendiente de creación desde 2015, y cuya independencia judicial ha sido cuestionada en varias ocasiones así como la selección de sus miembros.

En este contexto, la Instancia Superior Independientes de las Elecciones (ISIE), institución encargada de supervisar y velar por la consulta, recomendó a sus administraciones regionales aplicar la actual ley electoral. EFE