Giraldo y Duque-Mariño mantienen la llama colombiana en Roland Garros

Diario del Cauca

Antonio Torres del Cerro

París, 28 may (EFE).- Los colombianos Santiago Giraldo (312 del mundo) Mariana Duque-Mariño (112) hicieron pleno para su país al avanzar este lunes a segunda ronda de Roland Garros.

Giraldo, de 30 años y procedente de la previa, se benefició de la retirada por lesión del veterano chipriota Marcos Baghdatis (84 del mundo), mientras que Duque-Mariño, de 28, doblegó a la letona Anastasija Sevastova, 20 cabeza de serie del torneo, en una hora y 41 minutos por 4-6, 6-1 y 6-3.

En el momento del abandono de Baghdatis, el chipriota dominaba por 6-3 y 4-3, después de una hora y 18 minutos, pero unos problemas físicos le obligaron a tomar la decisión, rompiendo a llorar en la silla después y destrozando con rabia su raqueta.

“Estaba jugando un poco menos bien que en la previa. Marcos estaba jugando bien, el partido estaba en un momento de dar un cambio, pero, desafortunadamente, se lesionó. Aunque no sea lo ideal, lo tomo como un regalo para seguir”, relató el tenista, quien recordó sus buenos partidos en la previa y quien parece dispuesto a recuperar la forma con la que brilló temporadas atrás en París.

Giraldo, quien se medirá al español Roberto Bautista (décimo-tercero) en segunda fase, se felicitó por el éxito de Duque-Mariño y consideró que es “buenísimo” para el tenis del país.

La tenista colombiana, que alcanzó tercera ronda de Roland Garros en 2017, analizó su partido ante Sevastova.

“Empecé muy nerviosa y me costaba mucho moverme. Estaba muy parada y ella empezó muy agresiva, con su derecha me estaba haciendo mucho daño y me sorprendió. Pero a medida que fueron pasando los juegos, aunque iba 3-0 o 4-0, me fui sintiendo mejor y cuando gané el del 5-1 sentí que había cambiado por completo”, dijo Duque-Mariño a Efe.

La italiana Camila Giorgi, 57 del mundo, que despachó sin complicaciones a la estadounidense Grace Min, será su próxima rival.

“En esta instancia ya todos los partidos son duros, y ella es una jugadora que le pega muy fuerte a la pelota y puede ganar a cualquiera. Intentaré estar más agresiva de lo normal para que ella no me pueda mandar mucho”, finalizó. EFE