Giselle Samary Rodríguez Mena recibió las aguas benditas del Jordán

Un día lleno de bendiciones y múltiples muestras de cariño fue el que disfrutó la familia Rodríguez Mena, quienes con fervor y alegría llevaron hasta el altar del templo Santa Ana y la Sagrada Familia a la pequeñita Giselle Samary Rodríguez Mena, para ser bautizada como nueva hija de Dios a través del Sacramento del Bautismo bajo la fe de la Iglesia Católica.

Sus padres, los señores Dulce María Mena Gómez y Antonio Rodríguez Bayona, la cargaron con entusiasmo y junto a la pequeña recibieron la Bendición de Dios, además se les notó muy atentos al escuchar el mensaje divino.

En esta ocasión los encargados de otorgarle la vela, el rosario y el ropón a la pequeña fueron  sus  afortunados tíos, Beatriz Bayona Ochoa y Jesús Nava Soto, los cuales juraron velar y cuidar  a su hoy ahijada, además de  siempre apoyarla en su seguridad para que crezca bajo la protección de Dios como una persona de bien.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante dedicó unas  palabras a los padres y padrinos así como a todos los allegados a quienes exhortó a seguir el camino correcto y ser fiel a su fe, tal y como lo manda la Iglesia Católica.

Al finalizar  la misa de bautismo la familia anfitriona organizó una agradable recepción, la cual se llevó a cabo  en un bonito salón de eventos de la ciudad, siendo este el lugar perfecto al cual fueron  llegando familiares y amistades cercanas para pasar un día inolvidable junto a Giselle Samary.

Para los asistentes se sirvió un rico platillo el cual se hizo acompañar de refrescantes  bebidas, postres y una sabrosa variedad de botana, lo cual fue preparado para esta gran ocasión.

Entre la familia directa se encontraban también sus hermanitas mayores Deestiny Mabel y Daianee Rodríguez Mena, de seis y dos añitos, respectivamente, las cuales le desearon lo mejor a la nueva integrante de la familia católica la cual también se hizo acreedora a bonitos obsequios y muchos halagos durante toda la tarde.

Sin duda fue un ambiente lleno de interesantes charlas y mucha  diversión, lo que disfrutó la pequeñita y su familia, así mismo también todos los invitados que conservarán para siempre en sus memorias.

Enhorabuena por este importante hecho de vida para la linda Giselle Samary.