Inicio > Noticias > Internacional > GNA rechaza a 280 migrantes al considerar que Libia no es un puerto seguro

GNA rechaza a 280 migrantes al considerar que Libia no es un puerto seguro

Trípoli, 9 abr (EFE).- La Guardia Costera dependiente del Gobierno sostenido por la ONU en Trípoli, el GNA, se negó hoy a desembarcar a 280 migrantes irregulares que interceptó cuando navegaban a la deriva en un bote neumático al considerar que no se trata de un puerto seguro, denunció la Organización de Internacional para las Migraciones (OIM).

En un comunicado enviado a los medios, la agencia vinculada a Naciones Unidos explicó que los migrantes permanecen hacinados en una de las patrulleras, exhaustos tras tres días en el mar.

“La situación es trágica. Cientos de personas, agotadas después de un peligroso viaje de 72 horas, pasarán la noche en un bote superpoblado en circunstancias tensas”, advirtió el jefe de la misión de la OIM en Libia, Federico Soda.

Según el responsable, las autoridades libias han argumentado “que, debido a la intensidad en los bombardeos, algunos de los cuales han tenido como objetivo el puerto de Trípoli, Libia no es considerado un puerto seguro”.

“El personal de la OIM, que se encuentra en el punto de desembarque para brindar asistencia de emergencia, informa de que hay mujeres y niños entre los interceptados. Nuestros equipos están suministrando alimentos y agua a los que están a bordo, en medio de un gran bombardeo en el área. La asistencia se complica aún más debido al toque de queda por COVID-19 en Trípoli”, agregó.

Soda insistió, asimismo, en que la situación es doblemente dramática para los migrantes, ya que tampoco pueden ser trasladados a Italia, principal apoyo de la Guardia Costera libia, ya que Roma “ha declarado sus puertos inseguros debido a la pandemia de COVID-19”.

En este sentido, el responsable subrayó la necesidad urgente de “cambiar el ‘statu quo’ actual”, ya que, como en años anteriores, con la llegada del buen tiempo comenzarán a multiplicarse las salidas de embarcaciones precarias rumbo a Europa.

Solo esta semana, alrededor de 500 migrantes han salido de forma furtiva de las playas de Libia rumbo a Italia. Un total de 150 de ellos fueron rescatados por un barco de una ONG y 67 más llegaron a Lampedusa.

“La OIM ha pedido reiteradamente el establecimiento de un mecanismo de desembarque claro, seguro y predecible en el Mediterráneo central. Los Estados europeos deben actuar ahora para poner fin al retorno de los migrantes rescatados en el mar a Libia y garantizar su seguridad”, recordó Soda.

“A pesar de los llamamientos a la acción, los migrantes continúan siendo devueltos a detención arbitraria. Muchos en los últimos meses han sido reportados como desaparecidos, y otros están detenidos en condiciones inhumanas. Los informes también sugieren que miles de otros son detenidos por contrabandistas y traficantes”, agregó.

Libia es desde 2015 escenario de una guerra civil que en el último año se ha tornado en un conflicto multinacional sin ejércitos, “privatizado” y librado por milicias locales y empresas de mercenarios extranjeros que apoyan tanto al GNA como al mariscal Jalifa Hafter, el tutor del gobierno no reconocido en el este y el hombre fuerte del país.

Desde que hace un año el controvertido oficial impusiera un sitio a la capital han muerto cerca de 1.700 personas -entre ellas, unos 350 civiles-, más de 17.000 han resultado heridas y alrededor de 200.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares y a convertirse en desplazados internos. EFE

%d bloggers like this: