Gobierno abierto vincula a ciudadanos con autoridades: Transparencia

Foto: noticiasdemexico.com.mx

Foto: noticiasdemexico.com.mx

México, 13 Oct (Notimex).- El ejercicio de un gobierno abierto no puede limitarse sólo a las autoridades, sino debe vincularse con la población, pues se trata de un esquema que privilegia el diálogo y el consenso, advirtió el comisionado del INAI, Joel Salas Suárez.

El comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) señaló lo anterior en su conferencia magistral “Transparencia y Gobierno Abierto”.

Como parte de las actividades realizadas en Puebla, en el marco de la Semana Nacional de Transparencia 2016, el comisionado Salas Suárez señaló que el gobierno abierto representa una oportunidad para que las autoridades locales recuperen su vínculo con la población.

En el encuentro convocado por la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Puebla, convocó a gobiernos y ciudadanos a respaldarse mutuamente, “de forma pacífica y con paso firme rumbo al México que todos queremos”.

Recordó que es en el nivel local, en las colonias y comunidades de los municipios, donde se hacen visibles problemas como el hambre, falta de agua, salud, educación y empleo, todo de acuerdo con un comunicado del INAI.

Y aunque el estado de Puebla decidió no sumarse a la convocatoria del INAI para formar parte de los ejercicios locales de gobierno abierto en 2015, “esto no significa que no haya alternativas para incorporarse”, advirtió el comisionado.

Además, es un hecho que el esquema de gobierno abierto ya no es una opción, sino una demanda de la población.

A los jóvenes participantes les dijo: “no permitan que el gobierno abierto, la transparencia o la rendición de cuentas sean una etiqueta o una moda”, y los llamó a exigir a los servidores públicos cumplir “con nuestros compromisos y que demos resultados”.

Finalizó que la información pública nos permite generar una agenda para combatir la desigualdad y la corrupción, y para construir comunidades más seguras y con menor impunidad.